Se acaba el año 2012 y estos días en los que estoy dedicado mis esfuerzos a trasladarme de casa, no son pocas las veces en las que he echado la vista atrás. Tantos recuerdos, tantas vivencias en mi pueblo de siempre… Emociones aparte, no son pocas las cosas y viajes que he vivido en los últimos meses. Puedo asegurar, sin equivocarme, que el 2012 ha sido un año extraordinario de cambios, viajes y experiencias.

Una combinación extraña con un resultado sorprendente.

Una combinación extraña con un resultado sorprendente.

En territorio nacional he tenido la suerte de poder descubrir a dos grandes de la gastronomía tradicional: Vitoria y Gijón. Ese País Vasco que siempre se me queda olvidado y que tantas cosas nos ofrece a un tiro de piedra. Su gente y su forma de hacer y entender su entorno es un destino que no hay que perderse.

Merluza del cantábrico.

Merluza del cantábrico.

También Madrid, aunque de forma fugaz y no por primera vez, en el encuentro de Héroes Locales de Nomaders. Una excusa como otra cualquiera para encontrarse con los amigotes y disfrutar de las charlas viajeras, unas cervezas y las cosas simples. También me sirvió, para confirmar mis dudas respecto al conocido Mercado de San Miguel, que triunfa (y merecidamente) en las degustaciones, pero que en mi opinión, picha estrepitosamente como mercado aunque nos intenten vender lo contrario.

El puesto de zumos de naranja número 37.

El puesto de zumos de naranja número 37.

No es habitual que haga un viaje de 10 días fuera del periodo vacacional de verano, pero este año ha sido diferente. El curso de fotografía en Marruecos me ha descubierto el país vecino y me ha abierto el apetito para repetir en breve. Además (quizá lo habrás notado) mis fotografías han mejorado un poquito. Ya no publico  tantas castañas (o lo intento) como las de Tailandia. La fotografía ha sido otro gran descubrimiento de este año. Rafa Pérez (elfotografoviajero.com) es el responsable máximo de que ahora tenga otra apasionante afición más: la fotografía de viajes.

Puente Carlos, protagonista absoluto de la ciudad.

Puente Carlos, protagonista absoluto de la ciudad.

Mi escapada a Praga ha tenido una doble cara. Por una parte, la de hacer, aunque solo, un viaje familiar  que quedó aplazado hace muchos, muchos años y que estaba ahí, llamándome a gritos. Y por la otra, la imposibilidad (otra vez) de poder hacerlo con mis padres, los verdaderos inspiradores de esta inquietud viajera que me mueve por estos mundos de Dios. A ver si en este 2013 por fin hacemos este viaje juntos y nos quitamos esa espinita.

La convivencia con las familias nómadas en Mongolia, lo mejor.

La convivencia con las familias nómadas en Mongolia, lo mejor.

El gran viaje del transmongoliano (de Pekín a San Petersburgo) ha sido, sin duda la experiencia del año. 3 países, 3 culturas y multitud de ciudades y personas diferentes a las que me he tenido que adaptar en muy pocos días. Un gran choque cultural en los tres casos. Un viaje inolvidable en muchos sentidos (que no de postal) en el que las experiencias humanas han pesado y brillado al máximo para darme una visión del mundo mucho clara y  amplia de la que tenía.

Foto "robada", quizá de las mejores de todo el año.

Foto “robada”, quizá de las mejores de todo el año.

Al mismo tiempo que el 2012 me daba grandes viajes y alegrías, también me dio con el azote de la inesperada pérdida de un gran amigo de infancia (y han sido dos en tan poco tiempo…). Y llegó ese día, ese instante que nunca esperas, ese instante en el que todo cambia, en el que todo se va y pierdes el sentido de la realidad porque no entiendes nada, porque no quieres entender nada. Pero la vida, para los que aquí estamos debe continuar…

La playa de Ribes Roges que tantas veces compartimos...

La playa de Ribes Roges que tantas veces compartimos…

Entre otros otros saraos de mayor o menor calado, he podido asistir como figurante (en el papel de ferviente pueblo) a la Passió d’Esparreguera. Un espectáculo en el que se vuelca el pueblo entero y al que sin duda volveré. Si bien, la cara de Jesús al encontrarse en mitad de la escena conmigo manteniendo la cámara escondida entre mis ropas, fue un poema, la verdad es que todo salió perfecto. Si pasas por allí cerca, en temporada de representaciones, no dejes de ir a verlo.

Tampoco ha faltado mi habitual cita al GinShow de Barcelona. Un evento que está tomando forma. Aparte de los Gin Tonics, se está evolucionando hacia una mayor creatividad, mejorando las relaciones humanas, y aprovechando el networking para lo personal y lo profesional. También, y no tiene desperdicio, son las farandulerías (cada vez más comunes) más allá del simple arte del pimple. Lo extravagante y lo exclusivo se abre paso en el evento cada vez más consolidado.

Glamurosa y discreta (la señora del sombrero) a la espera de encontrar el GinTonic perfecto.

Glamurosa y discreta (la señora del sombrero) a la espera de encontrar el GinTonic perfecto.

Y ya por último, y quizá más importante, es el viaje en el que estoy inmerso ahora mismo. Apenas 45 km de desplazamiento, pero toneladas de emociones asociadas me llevan de mi Vilanova i la Geltrú natal a Barcelona ciudad. Sí, soy de los que cambian el pueblo (¿tranquilo?) con playa y sol por el bullicio de la ciudad. Marcharme me obliga a marcar un punto y aparte en cientos de cosas y gente de toda la vida para iniciar una nueva etapa. Un nuevo espacio para crear y crecer.

Es el momento de hacerlo, me apetece y todo ha cuadrado para que pueda llevarlo a cabo. Así que… ¿por qué no tirarse a la piscina?

Aprovechar la mudanza para deshacerse de multitud de papeles y "apegos" que no necesitas.

Aprovechar la mudanza para deshacerse de multitud de papeles y “apegos” que no necesitas.

Todas estas cosas así, puestas en un post, quizá no parezca demasiado. Pero yo que lo he vivido  en tan solo un 365 días, me parecen una inmensidad. He tenido la suerte de poder combinar (y mantener) el trabajo con mis aficiones y pasiones. He coincidido y conocido personas de diferentes países, he compartido sus vidas y sus inquietudes. He tenido la fortuna de configurar un presente y un próximo año que se presenta sobradamente interesante. Y sobre todo, por todo ello, doy gracias y me siento afortunado.

Por todo esto, y porque como en el caso de las cremas, yo lo valgo. Puedo afirmar, y afirmo… ¡Qué guapo soy, qué culito tengo!

 

 

Artículo anterior

Marrakech, paréntesis de impresiones (2 de 2)

Mostradores de embarque de Qatar Airways en Barcelona.
Artículo siguiente

Aeropuerto de Doha (DOH) - Cómo funciona el tránsito en Doha (Qatar Airways)

10 comentarios

  1. 31 diciembre, 2012 a 14:40 — Responder

    Uff! Yo también he tenido la desgracia de perder a un ser querido este año. :(

    Espero que este 2013 cumplas tus sueños viajeros y no viajeros y que puedas por fin hacer ese viaje con tus padres. :D

    Un beso,

  2. 5 enero, 2013 a 23:40 — Responder

    Hablemos del futuro. Mucha suerte para este 2013 en la bulliciosa ciudad y a ver si nos deleitas con un nuevo viaje de esos que tu sabes hacer como nadie. Por cierto, te aseguro que es el título más …. Diferente de todos los resúmenes 2012 que he leído

    • 15 enero, 2013 a 16:47 — Responder

      Gracias Somos!! espero poder hacer algo interesante!! ya os contaré

  3. 12 enero, 2013 a 23:46 — Responder

    Pues nada en el próximo post nos enseñas tu culito, jajajajaja
    Suerte para el 2013
    El LoBo BoBo

  4. 20 enero, 2013 a 20:48 — Responder

    JD desde luego eres único contando, y titulando!!
    Increíble lo que ha dado de sí tu año, y para ponerlo más difícil le añades una mudanza, olé, olé… un brindis por ese traslado, que seguro te ha generado más estres que los viajes ;-) , en la “capi” ya están temblando al saber que llegas.
    Te deseo un año tan rico en experiencias como el que describes, si, ya sé que también dolorosas, esas son un mazazo, y nunca nos pillan preparados.
    Como dice Isabel ojalá este sea este el año del viaje con tus padres, y ¿por qué no? de volver a coincidir con los Guisantes, en Vitoria lo pasamos genial, ¿verdad?, dicen que nos une disfrutar y sufrir juntos, yo desde luego sufrí lo mío con esa ¿película? en Sitges…jajaja :P
    Un fuerte abrazo ;-)
    El Guisante Verde Project

    • 21 enero, 2013 a 10:26 — Responder

      Maribel!! siempre es un placer leerte por aquí. Gracias por tu comentario. Seguro que volvemos a coincidir en algún sarao de los nuestros. Además, creo recordar una conversación con Turiskopio acerca de una celebración pendiente… Un abrazo!

  5. 30 enero, 2013 a 13:55 — Responder

    Muy buen blog, buen comienzo de anio y muchos nuevos posts para el 2013! Contáctame para hablar de una posible colaboración: willydekid@yahoo.de

  6. 9 febrero, 2013 a 13:09 — Responder

    Espero que 2013 vaya aún mejor!!! Ese título de la entrada me ha matado, desde luego dando con un palo al SEO :)

    Saludotes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *