Seguro que alguna vez te han contado uno de aquellos chistes del tipo “- Camareroooo -¿quéeee? -Una de meroooo – ¿una de merooo? …” y la respuesta  poco o nada tiene que ver con lo que uno espera escuchar. Algo parecido -aunque en otros ámbitos menos festivos- es lo que sucedió el pasado fin de semana en Gijón, durante un encuentro entre agencias de comunicación y bloggers de viaje. Pero vayamos por partes.

Lo que escribo en este artículo puede que no te guste. Quizá compartas algo de lo que cuento. Pero sobretodo piensa que va dirigido a ti blogger de viajes.  Y también a ti agencia de comunicación, oficina de turismo u operador turístico. Os meto a todos en el mismo saco, generalizando para no tener que dar nombres ni señalar a nadie. Que cada uno sepa verse reflejado o no en cada caso. Hay quien ya hace las cosas bien, hay quien las hace mal y hay quien no sabe lo que tiene que hacer. Ya te adelanto que hay panes para todos. Nadie sale bien parado. Mi objetivo es el de avanzar en la reflexión y por su puesto, lo que aquí te cuento, es mi opinión y no tienes porqué compartirla.

El encuentro internacional de bloggers de viaje (Travel Bloggers Meeting) es un interesante evento que reúne a un amplio espectro de personas que se dedican a esto de viajar y escribir en el blog lo que buenamente puede, o sabe. En tal variedad de especímenes -entre los que me encuentro- hay diversidad de opiniones. En los últimos años, como lo hace la espuma de la gaseosa al servirse en un vaso -quédate con esta imagen que la recuperaremos al final- está subiendo con fuerza entre los bloggers, un anhelo: la monetización del blog. Es decir, ganarte la vida con tu blog, que mola un montón.

Ante este escenario, diferenciamos -por decirlo de alguna manera- dos bandos. El blogger de viajes por un lado y por el otro, todo aquel que tiene acceso a proporcionarte… -cómo lo digo de sin que nadie se ofenda demasiado- …algo gratis. De ahí que medio en broma medio en serio, se nos conozca a los blogueros como blogueros canaperos. Bueno vale, es una descripción muy radical, inexacta y generalista, pero me sirve como punto de partida. Luego lo arreglo.

El blogger, ese objeto de deseo

Es cierto, que en este mercado cambiante del turismo, hay un factor muy a tener en cuenta. El blogger de viajes es una de las mayores herramientas que utiliza el público en general para informarse, inspirarse -o como le queramos llamar- a la hora de preparar y decidir sus destinos. Los blogs de viaje son básicos para vender los destinos. Hoy en día esta es la realidad.

En este punto,  las Agencias de comunicación, Oficinas de Turismo y Similares (llámemoslas ACOTYS para abreviar) son conscientes de este fenómeno y están poniéndose las pilas para captar la atención del blogger. Algunas ya trabajan desde hace años, abriendo camino e investigando fórmulas de colaboración, otras alardeando innecesariamente de adn bloguero, otras sin aportar demasiado más que su propio autobombo y otras, acabando el chiste del mero y el camarero con un agualitro dimetú, que convierte el debate en un chiste sin gracia e innecesario.

“Pues yo quiero cobrar por ir a tu blogtrip”.

Aquí es cuando se incendia Roma mientras Nerón toca la lira, los pretorianos conspiran contra Calígula y Galatea se lanza a los brazos  del pastor siciliano sin saber muy bien porqué. ¿Debe cobrar un blogger por asistir a un evento o viaje para promocinar un destino? Pues sí. O quizá mejor dicho, tiene derecho a pedirlo.

Puede parecer obvio que si las ACOTYS cobran por promocionar un destino, el blogger -que es utilizado por la susodicha como herramienta de difusión- también lo haga. A voz de pronto parece lógico. Veamos si es así.

Por el simple hecho de invitarte a un evento, un viaje o lo que sea, es ya en si una  forma de cobrar en especias. Las ACOTYS invierten un dinero para llevarnos por estos mundos de Dios y camelarnos para que se lo contemos a nuestros lectores de la mejor manera posible. Que los periodistas que también hacen estos viajes con nosotros cobren además, un sueldo de sus respectivos medios, es harina de otro costal. Consigue tú -blogger de viajes- que la fábrica o empresa en la que trabajas te siga pagando tu sueldo mientras asistes a un blogtrip fuera de tus días de vacaciones.

Cómo, quién y por qué puede pedir cobrar por ir a un evento.

Cada blogger  tiene un valor. Habrá quien valga lo que un evento de presentación con alguna copa de vino y unos canapés, otros valdrán un viaje costeado a medias o alguna actividad gratuita y otros pocos, el viaje a todo trapo sin coste alguno. Algún otro,  incluso pueda cobrar por asistir a ese viaje a todo trapo. Participar en uno u otro evento no da ni quita valor al blogger. No te confundas el valor te lo das tú mismo. Todas las colaboraciones pueden ser  provechosas si ambas partes son conscientes de lo que hacen.

Como ves se juegan ligas diferentes. Cada uno que se coloque en la que honestamente crea que debe jugar. Lo que no es de cajón es pedir jugar en primera división sin saber, ni querer hacer los deberes. Sin tener unos números tales como para jugar en primera división. Y jugar en primera división supone tener cifras de varias decenas de miles (o centenares de miles) de visitas mensuales. Lamentablemente, en muchas ocasiones es este el único parámetro medible que parece servir y no el potencial y calidad del contenido. Pero es lo que hay.

Pregúntate: ¿Quien eres blogger? ¿Cuáles son tus números reales? ¿Qué estás ofreciendo que te diferencie del resto y te haga más valioso que otro blogger? ¿Cuánta gente sigue tus pasos y va a los destinos a los que tu vas? ¿Lo puedes demostrar? Todo lo demás es quiero y no puedo.

Si una vez claras las reglas del juego, no te gusta la liga en la que puedes jugar, pues no juegues. Yo soy consciente de dónde puedo y dónde no puedo jugar. Mi consejo es que lo hagas con lo que tienes. Si trabajas duro y bien, al final las cosas llegan.

La dichosa profesionalización del blogger.

A los bloggers se les pide que se profesionalicen. ¿Qué es ser profesional? Todos somos profesionales. ¡Y un cuerno! La profesionalidad empieza por la actitud, por el proyecto, la coherencia del mensaje y el acto. Ser profesional implica tener derechos -como el de cobrar por tu trabajo si se da el caso- y también muchas responsabilidades. La responsabilidad de dominar tu trabajo, de saber resolver lo que se espera de ti y lo que és más importante en este contexto, que sepas demostrar que haces bien tu trabajo, siendo beneficioso para el cliente.

Ser profesional no es dar la vara por mail a las empresas para mendigar alguna cosa gratis a cambio de cuatro tuits lanzados al vacío. Ser profesional no es disfrutar de la experiencia y luego describir solo  mundos maravillosos de color rosa, o peor aun, no escribir nada.

Pero para ser más constructivo voy a describir lo que creo se puede esperar de un blogger con un cierto grado de profesionalización:

  • Ha de ser consciente de quién es, no de quien le gustaría ser. No debe tener miedo de sus números, son los suyos y él es su producto. Si no te gustas y crees que no tienes nada que vender, entonces no lo vendas. Si lo tienes ¡adelante!
  • Ha de ser capaz de tener una actitud constructiva y flexible para encontrar puntos de colaboración. Nadie quiere regalar nada.  El blogger tampoco. El blogger debe saber poner en el papel del otro y preguntarse si tú en su lugar  harías lo que tú le estás pidiendo.
  • Ha de saber presentar un proyecto bien definido con los motivos por los que muestra interés, con los  objetivos que persigue, detalles y previsiones de resultados que pueden beneficiar a la otra parte.
  • Ha de saber cómo demostrar la efectividad o no de su trabajo -porque no todas las acciones funcionan como se espera. Con números también, pero con hechos, con contenido de calidad y el impacto que tu acción ha tenido en el tiempo. Y esto no es nada sencillo.

¿Por qué te paga tu jefe a final de mes? Porque le puedes demostrar que efectivamente, vales lo que  paga por ti. Entonces, ¿por qué hay bloggers que quieren que se les pague sin haber o saber demostrar sus resultados? Sin saber exactamente cuál es su valor. Primero de todo, preguntémonos si valemos lo que estamos pidiendo que nos paguen. Incluso vayamos más allá… ¿vales ese blogtrip o evento al que te han invitado? ¿de verdad has aportado valor a la inversión que han hecho en ti? Porque sí, todo eso a lo que nos invitan, vale dinero y alguien tiene que justificarlo en unos presupuestos ante otro alguien.

Que no se confunda profesionalizar, con adoptar las malas prácticas de los profesionales. No todo vale ni es oro todo lo que reluce. Hay bloggers especialistas en vender humo. Otros en gorronear y luego no publicar. Hay quien vende números de dudosa procedencia y hay quien vende aun no se sabe qué, aunque siga habiendo alguien empeñado en comprárselo. Así ¿cómo queremos que nos tomen en serio?

Pero no te equivoques, los bloggers no son idiotas.

Ahora le toca el turno a las ACOTYS (agencia de comunicación, oficina de turismo… etc. etc.) que a estas alturas del artículo debes estar pensando que en realidad eras tú el que tenía razón. Que los bloggers son mochileros que sólo quieren estar cerca de vosotros por el amigo Andrés; no eches aun las palomas al vuelo.

Sois comunicadores, difusores de información y los destinos confían en vosotros. Pero sin embargo, sois incapaces de comunicar  algo tan sencillo como que necesitáis a los bloggers, que necesitáis aprender con ellos y que no sabéis cómo hacerlo. Por desgracia, a menudo el mensaje que les llega es que queréis aprovecharos de ellos. Y es ahí donde se vicia el contexto.

Respetad a los bloggers y su trabajo. No les tomes el pelo diciendo que les mandáis las notas de prensa para que estén más informados sobre las actividades que se hacen en los destinos que promocionáis. No quieras contratarle artículos de 700 palabras por 1,5 €. No quieras utilizar al blogger como mano de obra ultra barata para alimentar tus blogs con contenido poco útil con el único objetivo de tener contento a Google y justificar tus gastos al cliente. El blogger habla de sus experiencias. Si quieres que hable de las tuyas tienes que ofrecerle también algo digno a cambio (ya sea en cash, en especias, experiencia profesional, conocimiento, currículum…etc.).

Lo que el otro día nos contásteis en Gijón algunos de vosotros de poco nos sirve. Ya sabemos que sois super importantes y que abrís delegaciones en todo el mundo y que lleváis el ADN blogger en vuestra sangre o que estudiáis el social media desde que nació el primer blogger. Mi detergente lava más blanco pero el blogger sólo viste con ropa de color. Todo ese ruido nos sobra. Es humo, lo sabéis bien. Algunos de vosotros debísteis dejar que los bloggers con los que trabajáis contaran lo que hacéis. Estoy seguro de que el resultado habría mucho más enriquecedor para todos.

Los bloggers quieren que les contéis lo que queréis de ellos. Lo que necisitáis de ellos y lo que es para vosotros que un blogger sea profesional. Enseñadles a ser profesionales, quizá algunos estén dispuestos a aprender a serlo. Contadles cómo funciona vuestro negocio. contadles qué es lo que os piden vuestros clientes. Haced un blogtrip a vuestras oficinas y enseñadles cómo se crea desde el principio un evento promocional. Que el blogger sepa lo que se invierte -el precio real, no el valor inflado que quizá algunos justificáis a vuestros clientes- y hacerle saber para qué os sirve el blogger y su valor.

Sólo de esta forma el blogger puede apreciar lo que el cliente paga por su presencia en un evento. Sabe  de qué forma, el cliente espera cuantificar su impacto en él y así hacer rentable su inversión.

Agencias del mundo, bajar a nivel de profano, dejad de lado vuestros clichés y prejuicios. Cada blogger es diferente, cada viajero es un mundo. No olvidéis lo más importante: LEED SUS BLOGS y CONOCEDLES.

Nosotros os enseñaremos lo que cuesta escribir un artículo de calidad, con buenas fotos y que cuente una historia que enganche al lector y le haga soñar con ir algún día donde nosotros ya hemos ido. Lo que se tarda en editar un vídeo, en seleccionar y revelar una foto. Lo que tardamos en redactar una y otra vez un párrafo que no acaba de cuadrar con la historia. Es necesario que ambos nos pongamos en el lugar del otro para aprender y entendernos.

 Volviendo a la gaseosa.

La metáfora que te ponía al inicio de este artículo sobre la espuma de la gaseosa nos sirve para describir la situación actual y el futuro más cercano. Todo acabará por aposentarse y dejará a cada uno en su sitio.   La efervescencia del momento está nublando la vista a más de uno -de ambos lados- y eso no ayuda a nadie.

Agencias que dejarán de verse obligadas a trabajar con bloggers -porque les produce alergia y no hay más- por el mero hecho de que los demás lo hacen o es tendencia. Bloggers que quedarán en evidencia por utilizar prácticas de dudosa honorabilidad o símplemente por vender humo o ser unos impresentables. Otros en cambio aprenderán -algunos ya lo hacen- a dar lo que las agencias y bloggers necesitan y encontrarán espacios comunes para la colaboración. Cada uno en su medida, cada uno en su liga. A base de trabajo bien hecho y responsabilidad.

Una de las  frases con más sentido que podríamos aplicarnos – y que no llegó a escucharse en Gijón por motivos técnicos- es la que aparece en el vídeo preparado por El Guisante Verde Project (a quienes echamos mucho de menos) sobre la asociación Travel Massive Bilbao. Roberto y Maribel resumen esta asociación con algo tan sencillo como:

Somos una comunidad de aprendizaje.

¡Chimpún! Tan alto y claro como quieras entenderlo. Este es el espíritu que creo debemos tener todos (agencias y bloggers). Todos debemos acercarnos para aprender los unos de los otros, no sólo para exigirnos y querer ser quien no somos, sino para ofrecernos, para enseñarnos, para intercambiar servicios de valor para todos.  Para encontrar el punto en el que no siempre importen los números o el dinero y donde la calidad del contenido, recupere su peso en oro.

 

 

 

 

 

Gijón.
Artículo anterior

#TBMGijón Travel Bloggers Meeting 2014 - Bloggers con sal.

Entrada del Hotel Santa Rosa.
Artículo siguiente

Alojamiento en Gijón: el Hotel Santa Rosa

56 comentarios

  1. 15 mayo, 2014 a 16:32 — Responder

    Sólo puedo agregar…. Olé!!! A cada uno lo suyo, y un poquito para todos!

    • 15 mayo, 2014 a 22:29 — Responder

      Gracias Victoria. Hay mucho que hacer y tenemos que empezar por analizarnos a nosotros mismos para poder ayudar a las agencias a trabajar con los bloggers.

  2. 15 mayo, 2014 a 16:54 — Responder

    No puedo estar más de acuerdo que tu en el artículo, algunos bloggers deben dejarse de mirar al ombligo, y algunas agencias y oficinas de turismo menospreciar al blogger.

  3. 15 mayo, 2014 a 17:27 — Responder

    Totalmente de acuerdo con lo que pones, es verdad que tenemos que diferenciarnos y ofrecer algo para poder pedir…de entrada profesionalidad, caracter, carisma, originalidad…pero también es cosa de las ACOTYS quitar el san benito de hormigas obreras que deban sentirse pagadas por hacer un viaje, ya que como su pasión es viajar, pues que se den por pagados.

    Las ACOTYS son empresas y por mucho del rollo ADN bloggero, si un destino dice: NO QUIERO UN BLOGGER, puedo apostar mi mano izquierda a que no intentarán hacerle cambiar de opinión, ya que el destino se les puede ir a la competencia, les ponen un periodista, y arreando.

    DAR PARA RECIBIR, PERO TAMPOCO ESPERAR RECIBIR, POR DAR MIGAJAS…y con las migajas me refiero a post sin calidad, y a 4 canapés

    un abrazo!

    • 15 mayo, 2014 a 22:27 — Responder

      Gracias Diego por tu comentario. Ciertamente hay que dar para recibir y sobretodo, equilibrar la balanza de lo que se paga y lo que se espera a cambio. Un abrazo grande!

  4. 15 mayo, 2014 a 17:45 — Responder

    Muy de acuerdo con todo lo que dices, un buen análisis y organización del guirigai de Gijón, en el que nos faltó (y me incluyo) llegar a conclusiones de este tipo. Las sensibilidades a flor de piel, la queja constante de unos y otros, no sirven de nada, y efectivamente todos somos diferentes, con diferentes capacidades e intereses, y las ACOTYS deben empezar a analizarnos desde ahí y elaborar/escoger la oferta hacia los bloggers desde ahí… y nosotros mismos a trabajar en nuestro nicho, si queremos, desde ahí.

    Chapeau! :)

    Un abrazo
    Alicia

    • 15 mayo, 2014 a 22:26 — Responder

      EXactamente Alister, pero no nos olvidemos de ser críticos y estrictos con nosotros mismos. Averigüemos primero quienes somos y qué valor tenemos antes de exigir según que cosas. Y sobretodo, no tengamos prisa, que las cosas bien hechas poco a poco, dan sus frutos.

  5. 15 mayo, 2014 a 18:01 — Responder

    Pena habernos perdido este año por primera vez ese TBM, hay mucho debate en juego y nos hubiera encantado haber aportado nuestra visión. Hablas muy claro. Enhorabuena.

    Un saludo a todos!

    • 15 mayo, 2014 a 22:24 — Responder

      Muchas gracias Babilonia’s. Intento añadir mi visión del tema para ir dándole forma a todo este embrollo lleno de humo y malos entendidos. Saludos!

  6. 15 mayo, 2014 a 18:08 — Responder

    No estuvimos en Gijón con lo cual no hemos podido escuchar lo que se ha dicho, pero estamos totalmente de acuerdo con tu reflexión.
    Solo en una relacion clara se puede alcanzar algo y para hacerlo tenemos que trabajar juntos bloggers y ACOTYS.

    Un saludo

    Rachele y Gábor

    • 15 mayo, 2014 a 22:23 — Responder

      Hola Surfing… No es que todo esto saliera muy extensamente en el debate del TBM. Sólo asomó la eterna discusión por una equivocada estrategia de comunicación (que contradicción) de algunas de las agencias allí presentes. A eso le sumas que se hablaban de cosas diferentes y tal… pues ya te puedes imaginar. Gracias por tu comentario.

  7. 15 mayo, 2014 a 18:14 — Responder

    Aupa ahí! Gran reflexión. Efectivamente, hay panes para todos, y cada uno, bloggers, agencias y destinos, debe seleccionar los ingredientes con los que quieres hacer su pan, qué pan va a elborar, y dónde lo va a vender. Algunos optarán por generar un pan ultracongelado para venderlo en el Día a 0,38€; otros elaborarán un pan de chapa normalito para venderlo a 0.90€ en la panadería de barrio de toda la vida; y otros, producirán un pan de centeno y pipas (que lo flipas) y lo podrán vender a 1.40€ en la tienda gourmet más cool de la city. Y así todo, habrá panes que se vendan, y otros que se pudrirán en la estantería.

    Me alegro que te guste la iniciativa Travel Massive Bilbao. Aprendamos juntos, y si de verdad estamos interesados en profesionalizar nuestra actividad, conozcámonos primero a nosotros mismos, con nuestros defectos y virtudes, y luego construyamos/moldeemos un producto/servicio como Dior manda. Gracias por la reflexión, máquina, saludoX!

    • 15 mayo, 2014 a 22:22 — Responder

      Me gusta tu símil con los panes. Aunque tengo que reconocer que no es que haya pan para todos ni diferentes tipos de panes. Lo de los panes ha sido una forma de decir que iba a repartir hostias como panes… Pero ahí queda tu aportación. Acertada y directa. Aupa Travel Massive Bilbao!! Abrazo!

  8. 15 mayo, 2014 a 18:27 — Responder

    Grande, JD, cada blogger, cada agencia es un mundo y el tiempo colocará a todos en su sitio. Mientras tanto, a trabajarse cada uno su camino. A mí, más que moderar e introducir a las cuatro agencias de comunicación, me hubiera gustado escuchar a los bloggers que desde la grada escuchaban en silencio. Hay muchos que llevan mucho tiempo trabajando de una forma muy profesionalizada: a ellos habría que escuchar más y ellos deberían también hablar más.

    Y dicho esto, a ver cuándo nos desvelas tus planes viajeros: dos años por el mundo… y todavía no has contado nada, canalla.

    Abrazo desde Bilbo!

    • 15 mayo, 2014 a 22:20 — Responder

      Iñaki, qué te voy a decir. Moderaste el debate (aunque inexistente) como pudiste. Hay mucho trabajo y autocrítica que hacer… Gracias por estar ahí. No sufras, que pronto contaré más de mi viaje. Eres mi emisora oficial y tienes la exclusiva (si otra no me paga antes) xD
      Un abrazo enorme!

  9. 15 mayo, 2014 a 22:08 — Responder

    Qué a gusto te has quedado y qué a gusto me he quedado yo leyéndote!!! Muy bien dicho!!!
    Soy bastante nueva en esto, pero después de todo lo que se dijo este fin de semana en el TBM no podría estar más de acuerdo contigo ;-)

    Un saludo!

    • 15 mayo, 2014 a 22:18 — Responder

      Ya le irás cogiendo el gustillo a estar eternas discusiones Gracia. De todo se aprende…

  10. 15 mayo, 2014 a 22:27 — Responder

    Me lo he pasado muy bien leyendo tu artículo, me ha encantado! No estuve en Gijón pero me lo has relatado muy, pero que muy bien. Gracias y muy buen trabajo, ¡enhorabuena!

  11. 15 mayo, 2014 a 23:03 — Responder

    Hola!
    Me ha gustado mucho, mucho tu post y me hubiera encantado escuchar a ambas partes en esa mesa. He obtenido reflexiones sobre este tema de ACOTYS y bloggers en encuestas que he lanzado, sigo recopliando datos, ordenando y sacando conclusiones por éso tu post es oro molido ;)
    No soy blogger de viajes aunque sí tengo un blog con un tráfico simpático y soy activa en redes sociales y aunque me dedico al marketing y la comunicación digital he participado en unos cuantos blogtrips y por otro lado en ocasiones me ha tocado organizarlos, así que tengo una cierta bipolaridad. Pero lo que realmente me ha llevado a tratar este tema es al análisis de datos y contenidos sobre lo que queda tras un blogtrip y éso está, en ocasiones, muy relacionado con la remuneración pero no se atiende como debiera. No todo es bueno, no todo vale, ni lo que se pretende sembrar ni lo que se recolecta al final.
    Gracias por escribirlo ;)
    Ana

    • 16 mayo, 2014 a 9:55 — Responder

      Gracias Ana, un comentario como el tuyo de alguien que se dedica y tiene tantísima experiencia en estos ámbitos es un gran halago. Muchas gracias de nuevo! Abrazo!

      • 16 mayo, 2014 a 10:01 — Responder

        alago es con h, corrígelo porque si no ningún ACOTYS te contratará un post de 700 palabras por 1.5€ :)

  12. 16 mayo, 2014 a 7:43 — Responder

    Muy buenas compi!
    Gracias. Así. Es la palabra para empezar. Por la reflexión, por intentar abarcar un problema complejo desde varios puntos de vista, por repartir para todos porque todos lo merecemos en mayor o menor medida, y, por supuesto, por la mención que haces, no solo de nosotros, sino del trabajo que realizamos en el grupo de TM Bilbao. Y también os echamos de menos, y a ti en concreto mucho, y más pensando que en unos meses te irás por esos mundos de Dios.

    Reivindicamos el contenido, siempre lo hemos hecho, la valoración cualitativa de un trabajo, también la cuantitativa claro que sí, pero que no sea este el único medio por el que se mide a un blogger. Queremos que las ACOTYS se quiten la máscara y se mojen de verdad. Que lo digan a las claras: solo buscamos cifra, y nos da igual lo buenas que sean tus fotos y lo fantástico que sea el texto. Estoy cansando del que llama a nuestra puerta buscando calidad y lo único que quiere es cifra. Si lo que buscan son post: “como sacar una coca-cola en una máquina de vending” que lo digan. Yo les diré: no soy tu blogger. Y ya.

    Afortunadamente, siempre hemos trabajado con quien hemos querido, manteniendo un criterio de honestidad hacia nosotros mismos. También hemos perdido, y perderemos, muchas opciones. Nos da igual, la verdad. Al final todo quedará en su sitio, y habrá merecido la pena.

    Un abrazo!

    • 16 mayo, 2014 a 9:59 — Responder

      Muchas gracias Guisantes! fue vuestra frase la que me inspiró a replantearme lo que allí pudimos oir y también lo que no. Meracia la pena hacer un repaso en profundidad a algunas cosas (aun quedan algunas) que aunque se saben, nadie las comenta. Me parece estupenda esta forma de actuar. Dime claro lo que quieres, si te lo puedo hacer y entra en mis parámetros te lo hago, pero si no, pues santaspascuas.
      Espero poderos ver antes de emigrar a tierras lejanas, aunque sea en algun sarao canapero!

      Un abrazo grande majos!

      • 16 mayo, 2014 a 12:53 — Responder

        Jajaja, sarao o lo que sea, aquí, allí, o donde sea, pero seguro que nos veremos, claro que sí.
        Abrazos!

  13. 16 mayo, 2014 a 8:49 — Responder

    Las cosas claras y el chocolate espeso!! Enhorabuena por poner los puntos sobre las ies. TODOS tenemos que mejorar en este sector!!! Un abrazo

    • 16 mayo, 2014 a 10:00 — Responder

      Gracias Fran, pues de eso se trata, y que cada uno se analice y vea en qué tiene que cambiar y mejorar para poder exigir mejorar también a la otra parte. Abrazo!

  14. 16 mayo, 2014 a 8:57 — Responder

    Se puede decir mas alto, pero mas claro… lo dudo.
    Un abrazo

  15. 16 mayo, 2014 a 9:21 — Responder

    Interesante reflexión…que no deja de ahondar en un debate enconado desde hace ya unos meses. Desde fuera, me parece que a veces los debates entre (algunos/as) bloggers en foros o en grupos de Facebook son un poco lamentables.
    Una apreciación:
    Los/las bloggers de viajes pedís que se os entienda y se os conozca, porque cada blog es diferente. Sin embargo, seguís hablando de las entidades de gestión y promoción de destinos como “Oficinas de Turismo”. Creo que por vuestra parte también sería necesario un poquito de autocrítica y de estudio sobre cómo se planifican, gestionan, promocionan y comercializan destinos turísticos.
    Saludos y enhorabuena por el post, que nos permite a los que no estuvimos comprender un poco mejor lo que allí sucedió.
    David Mora

    • 16 mayo, 2014 a 10:03 — Responder

      Totalmente de acuerdo David. De ahí lo que decía de que “organizaran blogtrips” a las oficinas de las agencias de comunicación (o entidades de gestión o lo que sea). Que nos enseñen cómo funcionan, el trabajo que hacen y cómo se comercializan los destinos turísticos. Desconocemos el negocio de quien le exigimos que nos conozca. Es así y eso también hay que cambiarlo. Es básico para equilibrar el terreno y favorecer escenarios de colaboración.
      Gracias por tu aportación. Saludos.

  16. 16 mayo, 2014 a 9:54 — Responder

    No estuve en Gijón, pero este debate me lo conozco porque sale en todos los encuentros, ya sea interblogueros, presentaciones, saraos canaperos o no, ruedas de prensa, etcétera. Creo que lo que podría ser un debate sosegado no lo es por culpa de la situación económica. El triángulo amoroso Oficinas de Turismo, agencias y blogueros es difícil que funcione a corto plazo porque el bloguero de viajes ha nacido fuera de la industria y es visto como un outsider, y en España el Turismo es una de las industrias más conservadoras que existe, pero a largo plazo tiene que funcionar.

    Las OT no nos deben ver como una alternativa 3B (buena, bonita y barata) a sus planes y acciones tradicionales con las agencias; las agencias no pueden vernos como el “esté que sabrá de comunicación, que ni es periodista” y los blogueros debemos dejar de considerarnos descendientes directos de la pata del caballo del Cid.

    El blog es un nuevo medio de comunicación que se salta a todos los intermediarios y establece un vínculo directo y bidireccional entre productor, léase bloguero, y consumidor, leáse lector, y eso, como economista que fui, no hay ROI que lo mida, y que 13 años después de escribir un post sobre las Galápagos siga pidiéndote consejos sobre como ir, tiene un valor agregado en el tiempo que ningún presupuesto de OT o agencia valorará porque nos contratan y nos exigen por un año máximo.

    Salgamos de nuestra zona de confort, si queremos resultados diferentes no hagamos lo de siempre, y, contradiciendo el refrán de que los experimentos se hacen con gaseosa, arriesguémonos y probemos qué sucede si mezclas una oficina de turismo cansada de gastar dinero en ferias #tieneboligrafosocamisetasounsombreroparamiabuela, porque hay que estar ahí, una agencia que sea capaz de organizar un evento en una estación de metro abandonada, y un bloguero que escriba sobre “el oscuro mundo de las audioguías”.

    • 16 mayo, 2014 a 10:07 — Responder

      Buf! Carlos que bien dicho! Esta visión del enquistamiento en esta relación estraña que tenemos entre bloggers y OTS es la que debemos tomar para dar forma a un nuevo modelo. No somos descendientes d ela pata del caballo del Cid… una verdad como un templo, aunque hay aquien, por el hecho de tener un blog ya se confiere el título de Marqués ante una OT.

      Muchas gracias por tu comentario.Un abrazo.

  17. 16 mayo, 2014 a 10:28 — Responder

    No pude asistir al TBMGijón así que gracias por tu resumen de esta mesa redonda ;) De acuerdo en todo, tenemos que aprender todas las partes, es verdad que los bloggers no siempre sabemos lo que queremos, pero me fastidia que algunas agencias presuman de que sí, porque se ha visto que tienen menos idea aún… Enhorabuena por el artículo!

  18. Manuel
    16 mayo, 2014 a 10:45 — Responder

    La mayoría de bloggers de viajes no creo que se dediquen profesionalmente a ello. Escribir un blog puede ser una tarea meramente lúdica. Y creo que ese es el fallo de tu razonamiento: pretender evaluar la actitud de un blogger desde un prisma meramente profesional.

    De hecho, si uno cumple la ley, seguramente no le compense hacerse autónomo y emitir facturas por uno de esos blogtrips. Tendrías que hacer 4 a la semana, sólo para poder pagar la cuota de autónomos, o cobrarlos a precio de futbolista.

    Además, debes tener en cuenta que los bloggers aceptan muchas de estas propuestas pero también rechazan muchas otras cada dia. Cada uno debe valorarse a sí mismo y su tiempo como crea conveniente. ;)

  19. 16 mayo, 2014 a 10:45 — Responder

    Panes para todos y verdades como puños. Gracias por compartir esta magnífica reflexión sobre el mundo en el que nos movemos. Si tuviera que quedarme con una frase sería “no te confundas, el valor te lo das tú mismo”. Un abrazo

  20. 16 mayo, 2014 a 11:06 — Responder

    Buenas Jose David, me parecen muy acertadas tus reflexiones sobre humo, gaseosa e incluso el símil de los panes de Miguel. Estamos llegando a un punto en que parece que perdemos de vista el porque abrimos un blog de viajes: para relatar nuestros viajes. Ahora la finalidad es monetizar, viajar gratis y comer muchos canapés.

    Estoy de acuerdo con la profesionalizacion de los bloggers (aunque yo tengo muy claro que no lo haré) y existen muchos que crean unos contenidos de calidad, que como lectora me ayudan en la preparación de mis viajes o me muestran un destino que no me había aun planteado. Pero otros, se limitan a vender humo y lo que aun no entiendo es como las agencias no tienen en cuenta como un factor importante en la elección del blogger, la calidad de sus artículos y el publico al que se dirige. Un gran punto en el que tendrán que trabajar.

    Y por cierto, un blog de viajes en el que la mayoría de sus artículos son de blogtrips o van dirigidos a llamar la atención de las agencias haciendo continuas miradas al ombligo, no da buena impresión al lector que es en ultima instancia al que hay que llegar.

    Saludos y encantada de leer artículos como el tuyo.

  21. 16 mayo, 2014 a 11:32 — Responder

    Interesantes opiniones y buen artículo.
    Hay varios problemas que creo que no se tratan, el primero es que no existe un colectivo unificado de bloggers que quieran lo mismo. Algunos son profesionales, otros pretenden serlo, otros solo quieren un ingresillo extra o un viaje gratis, otros no quieren ninguna relación profesional con nadie y lo ven como hobby. Es muy difícil poner de acuerdo a gente con unos intereses tan dispares y hay agencias y empresas de marketing que se aprovechan de esta situación.
    Dejo aparte el tema de la competitivad, a mi juicio bastante insana en este mundillo. Me parece interesante de tu reflexión el tema de la autocrítica, ¿Qué queremos cada uno? ¿Somos lo suficientemente interesantes para qué alguien apueste económicamente por nosotros? ¿Se valora la calidad o la cantidad? ¿Y quién la valora? Porque lo que para ti puede ser contenido de calidad para otro no….
    Hay otro problema, el modelo de negocio de los blogs que creo que lo tenemos que revisar y sobre todo algunos vicios o malas prácticas que se han realizado estos últimos años….
    Luego está la otra parte, Agencias y OT, con las que creo que nos hemos movido casi todos muy mal. Si esperas que te inviten, que alguien organice algo con sus condiciones y que considera que remunerarte va contra su margen pues es complicado que paguen.
    Si eres tu el que presenta proyectos, les das algo diferente y aportas valor, seguro que hay modos de colaboración que nos sirvan a todos. También creo que ellos deben hacer autocrítica, muchas veces no saben lo que quieren, priman los números a corto plazo (qué no creo que sirvan mucho en este mundillo) y copian modelos que creo que están anticuados y no sirven para nada.
    Qué rollo os he soltado. Un abrazo a todos.

  22. 16 mayo, 2014 a 11:38 — Responder

    Muy buen artículo! Todos debemos aprender de todos y seguro que todos tenemos razón en cada posición. El problema radica en las formas de medir, y mientras se siga midiendo asi, poca solución hay. Contenido de calidad, es algo muy relativo, como podemos decir que algo es de Calidad y algo No, alomejor el que consideramos No tiene muchísimas mas visitas, además lo que para ti puede tener calidad, para mi ninguna, así que personalmente no creo que los tiros vayan pir ahí, pero en fin solo soy un profano en la materia que lo único que le apasiona es viajar!

    Un abrazo amigo!!

  23. 16 mayo, 2014 a 12:06 — Responder

    +1 (es que yo soy ese al que le gusta G+)

  24. 16 mayo, 2014 a 13:45 — Responder

    Muy buen artículo. Muestra de ello es que ha “provocado” comentarios sensatos, moderados, constructivos e incluso auto-críticos en lugar del habitual dialogo de besugos cabreados. Poco puedo aportar que no hayas dicho ya. De hecho tengo un poco de sensación de “dejá vue” porque el “debate” sigue dando vueltas por la red desde hace tiempo y mis percepciones poco han variado desde que escribí hace justo 2 años tras la presentación de Travel Inspirers. http://spanishoutbound.com/2012/04/13/travel-inspirers-new-cooperative-of-travel-bloggers/ . Por otra parte tengo que aclarar que yo acudí a TBMGijón con la ingenuidad de un “pastor inglés” y en momentos me sentí como en lobo entre el rebaño.

    No creo que se deba criticar la falta de dialogo o debate porque los ACOTYS (al final acabarán llamándonos eso) fuimos invitados a “una mesa redonda para explicar como estáis trabajando con los bloggers”. Yo personalmente no hubiera aceptado la invitación a un debate porque esto parte de la premisa de dos opiniones o bandos opuestos y en ningún momento veo conflicto entre un buen blogger y una buena agencia de comunicación. Somos del mismo equipo y nos necesitamos mutuamente. Los bloggers que se han dado cuenta que somos compañeros y no competidores han encontrado una manera de trabajar que les funciona. Son los que no participan en estos “debates” porque están demasiado ocupados viajando por el mundo y demostrando, a menudo de la mano de agencias o destinos, que un buen blog genera ganas de viajar y eso es el objetivo COMUN de todos. También hay otros blogs increíbles que hablan de sitios como Afganistán que obviamente no dan ganas de viajar pero son fascinantes y pueden ser soportes ideales para publicidad (en banners) para destinos de aventura . De la misma manera hay muchas agencias muy profesionales que trabajan muy bien con los blogs sin entrar en debate.

    ¿Por qué me molesto pues a participar? Pues si yo fui al TBMGijon no fue para discutir ni para justificar una postura. Fui ante todo para escuchar y comprender mejor a 165 individuos totalmente diferentes entre si pero todos, como yo, comunicadores de viajes y turismo. Todos y cada uno tiene algo que decir y el encuentro e intercambio de experiencia siempre enriquece (por eso viajamos). En segundo lugar fui “para ayudar a los presentes que aun no entienden como trabajan ni las entidades de promoción turística ni las agencias de comunicación a conocer su funcionamiento y su manera de pensar para así colaborar con ellos”. No se equivoquen, no soy tan generoso con mi tiempo como puede parecerse y esto lo hago por motivos profesionales y de interés propio. Necesito entender, animar y apoyar a cualquier medio de comunicación que pueda ayudarme a prestar un servicio profesional a mis clientes.

    Pero en el próximo TBM o la mesa sea redonda de verdad, en plan Arturo, con una mezcla de diferentes blogs, destinos y agencias trabajando juntos para crear nuevas vías de colaboración … o me siento al otro lado.

    • 21 mayo, 2014 a 9:45 — Responder

      Gracias Chris por tu comentario.

      Efectivamente, es un debate ya viejuno… La clave de muchas cosas es verse como compañeros, con objetivos diferentes quizá pero con la necesidad de colaborar para conseguirlos. Tu participación fue muy necesaria (en mi opinión) porque marcó en gran parte la diferencia entre unas actitudes y hechos (en ambas partes) que decían mucho de si mismas sin necesidad de explicitar nada más. Vuestro trabajo en Interface está más que claro y evidente. Habéis trabajado con bloggers desde hace ya mucho tiempo y no sois de los que os habéis apuntado al carro porque el resto lo hacía o era lo que marcaba la tendencia. Ya he dicho, que cada uno sepa reflejarse o no en el artículo, porque no todos hacen o hacemos lo mismo y sabemos lo que hacemos y como lo hacemos.
      El trabajo con Travel Inspirers es un ejemplo muy claro de profesionalización (con sus virtudes y defectos, como todo) pero un ejemplo a tener muy presente de por donde pueden ir los tiros de esto de la profesionalización del blogger.
      No dejes de participar en estos encuentros, siempre se aprende algo. Es verdad que hay que acotar muy bien el ámbito y los objetivos del mismo, pero participar te da una visión muy clara de qué pie cojea cada uno y cuales son las carencias en las que hay que trabajar más urgentemente. También quizá en las carencias y/o personas/agencias en las que no vale la pena deciar esfuerzos. En catalán hay un dicho “D’on no hi ha no raja” que quiere decir algo así como, “de donde no hay, no sacas nada”. Desgraciademente, siempre hay individuos o empresas a los que mejor no hacer mucho caso.

      Espero encontrarte en la próxima. Prepara la espada y el escudo de Excalibur para seguir dándole.

      Un saludo!

      • 21 mayo, 2014 a 10:36 — Responder

        Gracias por tus palabras y ánimos. No te preocupes que me encontrarás en la próxima. Para mi el TBM es ejemplo del buen hacer bloguero…un evento colaborativo que se hace por pasión, para aprender y compartir experiencias, sin animo de lucro pero de manera super profesional. Yo seguiré dándole pero mi espada es un afilado sentido de humor y mi escudo un respeto irrompible.

  25. 16 mayo, 2014 a 16:28 — Responder

    Muy currado el post, la verdad es que me parece un tema bastante complejo, pues hay muchas interpretaciones y formas de ver estos temas. Hay que decir sobre los blogtrips una cosa y es que la independencia creo que muchas veces ( o casi siempre) queda en entredicho.

    • 21 mayo, 2014 a 9:47 — Responder

      Gracias Ivan,
      aunque a veces parece que no, pero se avanza… Cada vez son más evidentes quien sí está por la labor y quien no. Lo de la independencia, es otro debate también poco claro…

  26. 16 mayo, 2014 a 18:32 — Responder

    Grandes reflexiones y un poco de caña y sensatez hacia cada lado. Es un tema polémico y desde luego que el el TBM todos nos calentamos un poco. Estoy muy de acuerdo con la visión de las ligas. No todo el mundo puede estar en primera y no se debe desmerecer a nadie por estar en segunda ni en tercera. Debe haber respeto, sobre todo. Hacia los que quieren abrirse camino y llegar a vivir de ello y hacia los que no aspiran a nada más que a divertirse contando sus viajes. Todos absolutamente se merecen respeto y todos pueden ser profesionales en lo que hacen. P

    Por otro lado, yo recalcaría lo que se comentó durante el debate, y a cuento de lo que dices de conocer a los bloggers (al menos, saber su nombre al dirigirse a ellos), de que no estaría nada mal que las agencias tratasen también de ver en los bloggers no sólo la venta de un destino de forma genérica, sino que buscasen aprovechar todos los nichos que los bloggers somos capaces de abarcar de modo que el destino se pueda ofrecer desde muchas perspectivas diferentes.

    Gracias por esta recopilación de ideas, por ordenarlas y dejarlas aquí para que todos las releamos de vez en cuando. Creo que a nadie le vendrá mal ;) Guardado en favoritos!

    Un abrazo!

    • 21 mayo, 2014 a 9:48 — Responder

      Eva, que una agencia no se diriga a ti por tu nombre ya te simplifica mucho el trabajo. No merece ni que le leamos su email. Así que a la papelera y a otra cosa mariposa…

  27. 16 mayo, 2014 a 21:42 — Responder

    Interesante análisis, para los que no estuvimos en TBMGijón, lo que nos llegó fue un remix de debates anteriores por la red o otros eventos de temática similar, posturas enfrentadas, muchos reproches por ambas partes y sin dejar las cosas claras, por lo que parece que hasta que no se vaya por la verdad por delante de aquí no vamos a salir, es un callejón sin salida. Muchas de las excusas que se dieron por parte de las agencias no me las puedo tomar en serio, al igual que por parte de algunos bloggers se pida demasiado sin realmente ser serios y saber en que liga jugamos cada uno.

    La reflexión de los Guisantes no podía ser más acertada, el aprendizaje es la base de todo, de esa forma sabremos como trabajar juntos, otra cosa es saber si realmente hay interés en que las cosas cambien o no…

    • 21 mayo, 2014 a 9:51 — Responder

      Está claro José Carlos que la peor forma de transmitir un debate así es por twitter. Hacerlo así fue más por el debate interno e interpelar a cada una de las partes que para transmitir conclusiones. Twitter genera más ruido que otra cosa en este tipo de situaciones. Como dices, la verdad por delante y humildad para aprender. Todos. Un saludo!

  28. 20 mayo, 2014 a 7:43 — Responder

    Muy buen análisis. Muchos nos quedamos “a cuadros” ese día porque no hubo un espacio para el diálogo (que hubiera sido genial) sino para el monólogo y las reprimendas.
    Un blogger debe ser fiel a si mismo y no venderse al peor postor. Del otro lado de la barrera, deben ser más abiertos, respetuosos con nuestra laboriosa tarea y ser más claros en las condiciones que se plantean. No deja de ser una relación laboral o con algún interés mutuo por ambas partes.
    Si las ACOTYS (como las denominas) se acercan a los bloggers es porque los necesitan y el intercambio debe ser favorable a ambas partes. Esto es como un matrimonio, al final nos tenemos que llevar bien si queremos que las cosas funcionen.

    Gracias.

    • 21 mayo, 2014 a 9:55 — Responder

      María, es cierto que nos necesitan, pero estaban ahí antes que nosotros y estarán ahí después de nosotros. Respeto mutuo y voluntad de conocer el trabajo del otro para encontrar puntos de colaboración positivos. Tampoco es obligatorio colaborar con ellos… Porque en definitiva lo que nos gusta es contar nuestros viajes ¿no? Pero como estamos aquí y ellos también y creemos que hay cosas en las que sacar provecho por ambas partes, así que nos toca a todos ponernos las pilas. Saludos!

  29. […] como la prensa rosa y la futbolística que me horrorizan que me dan ganas de salir corriendo. En Viajar Comer y Amar, JD ha hecho un reflexión muy completa sobre este mini debate y extraña ponencia que os […]

  30. 25 mayo, 2014 a 17:16 — Responder

    Más claro y concreto, imposible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *