Wat Traimit, templo del buda de oro.

Wat Traimit, templo del buda de oro.

La historia de este buda es digna de leyenda o serviría para el argumento de una película. Todo se remonta a los años 30, cuando junto a las orillas del Chao Phraya (el río que atraviesa Bangkok) se quiso derruir un templo en desuso. Se ve que allí se encontró un buda de yeso más bien poco agraciado en su diseño. No se plantearon destruirla, por lo que representan estas estatuas. Así que la trasladaron  al Wat Traimit, un templo de poca monta, junto al barrio chino de Bangkok, a las afueras de la ciudad. La estatua estuvo casi 20 años a la intemperie bajo una simple chapa de metal para protegerla de la lluvia. No la querían destruir, pero tampoco tenía ningún valor y la dejaron abandonada como un trasto viejo.

Años después, cuando se realizaban las obras para construir el nuevo templo, se quiso trasladar la estatua. La grúa que la sostenía se rompió y la estatua cayó al suelo, quedando allí durante la tormenta de la noche y fue interpretado como un mal augurio. Al día siguiente, se dieron cuenta de que el estuco se habría roto por algunas zonas, y que debajo aparecía una pintura dorada. Tras descubrir toda la estatua, descubrieron que en realidad se trataba de una estatua de oro macizo.

Buda de oro macizo que se encontraba bajo una capa de yeso.

Buda de oro macizo que se encontraba bajo una capa de yeso.

Estar delante de él y pensar que estuvo durante más de 200 años oculta bajo una gruesa capa de yeso sin que nadie se acordara de lo que escondía, cuesta de creer. Parece ser, por sus formas y características, que tiene su origen en la antigua capital de Ayutthaya y que fue escondida en Bangkok para protegerla de los saqueos producidos durante la invasión birmana. Sus lóbulos de las orejas muy alargados y el ancho de sus hombros sugiere que representa a algún príncipe del antiguo reino de Tailandia.

El buda, visto desde detrás.

El buda, visto desde detrás.

Decoración lujosa en oro y rojo colores sinónimos de fortuna y buenos augurios.

Decoración lujosa en oro y rojo colores sinónimos de fortuna y buenos augurios.

La estatua mide 3 metros y pesa 5,5 toneladas. Sorprende ver toda esa mole de oro macizo en un espacio relativamente poco vigilado. No te emociones, porque hay cámaras camufladas por todas partes, y además, dicen que no cabe por la puerta y que el edificio se construyó con ella dentro.

El templo está abierto al público y recibe múltimples visitas de la gente de la ciudad.

El templo está abierto al público y recibe múltimples visitas de la gente de la ciudad.

El templo que lo contiene (Wat Traimit) se llama en realidad Wat Traimit Witthayaram Wora Wiharn y es realmente curioso, porque lo único que contiene en su parte superior es la estatua. Su decoración lujosa y brillante en color oro y rojo realzan la belleza del buda. Creo que debajo hay un museo relativo a la historia del buda, pero no está incluido en la entra da para visitar la estatua (40 THB)

Entrada para poder subir a visitar el buda de oro.

Entrada para poder subir a visitar el buda de oro.

La escalinata (con la correspondiente foto del Rey de Tailandia) te lleva a la terraza superior, desde donde puedes disfrutar de una interesantes vistas de la ciudad. Que no se te pase por alto la impresionante talla de madera hecha a mano que hay en el tercer piso.

Talla en madera de teka hecha a mano junto a la entrada del museo.

Talla en madera de teka hecha a mano junto a la entrada del museo.

Una de las cuatro campanas que custodian el templo en sus cuatro esquinas.

Una de las cuatro campanas que custodian el templo en sus cuatro esquinas.

Si puedes, te recomiendo que vuelvas al anochecer, porque el templo se ilumina y los dorados de los techos y los azules del cielo forman una estampa bien bonita.

 

 

[OA-Bangkok]

 

Artículo anterior

La Passió d'Esparreguera: el vídeo (2 de 3)

Hay que maquillarse todo el cuerpo para la segunda parte de la obra.
Artículo siguiente

La Passió d'Esparreguera: detrás del escenario (3 de 3)

4 comentarios

  1. 25 abril, 2012 a 11:41 — Responder

    Tengo que consultarlo con la media naranja, que mi memoria ya no es lo que era, porque yo juraría que el Buda este lo vimos en un templito del barrio chino que no se parece en nada a este alucinante recinto.
    Es verdad que hace ya unos cuantos años, pero vamos estoy casi convencido. ¿Sabes si lo han trasladado a este? Me corroe la curiosidad. Tengo que repasar las diapos… si, si, diapos… ya te dije que hacía tiempo… :)
    Un abrazote!

    • 25 abril, 2012 a 11:48 — Responder

      Vamos a ver Guisante…

      es cierto que se trasladó a este nuevo templo y que antes estaba en otro provisional, y sé que sois antiguos, pero no tanto, porque creo que este templo que construyó en 1955 así que o una de dos, la memoria te falla, o sí que sois antiguos sí… :-P

      Revísate las diapositivas y me confirmas!

      una brazo!

  2. 25 abril, 2012 a 12:01 — Responder

    Toma, toma! Pues creo que nos engañaron como chinos, jajajaja. Esta tarde repaso las diapos y a ver que encuentro… ;)

Responder a JD (@aitor_vca) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *