Ya hace semanas, es temporada alta de calçots, y eso hay que aprovecharlo. Así que, hace unos días hicimos en casa una calçotada familiar. El calçot (similar a una cebolleta) se cultiva de forma especial para darle su forma y sabor característicos y dejarlo preparado para poder ser asado a llama viva. Los calçots suelen asarse con toda la llama de la barbacoa, antes de que la leña se convierta en brasas. Los calçots ya asados, conviene enrollarlos en un fajo de hojas de periódico para que así conserven el calor hasta que toda la comida esté hecha.

Los calçots se asan a fuego vivo.

Los calçots se asan a fuego vivo.

Normalmente, una calçotada se acompaña de una buena carne a la brasa. Butifarras, costillas, cordero, pollo e incluso alcachofas asadas… al gusto, vamos. Pero el secreto de todo esto, está en la salsa que acompaña a los calçots. Esta salsa, es similar a una salsa romesco, pero con sabores diferentes y mucho más intensos que combinan a la perfección con los calçots asados.

Los calçots ya asados, se reservan enrollados en hojas de periódico para conservar el calor.

Los calçots ya asados, se reservan enrollados en hojas de periódico para cons

Para los que quieran aventurarse, al menos a probar la salsa, la receta es muy sencilla, aunque hay variedades y gustos como cocinas y cocineros. Sus ingredientes son estos:

  • 100 grs. De almendras tostadas.
  • 30grs. De avellanas
  • Un tomate grande asado.
  • Un diente de ajo grande.
  • Una punta de guindilla (opcional).
  • Un pimiento seco escaldado, o tres ñoras, escaldadas y peladas.
  • Pimienta ( si gusta).
  • Aceite de oliva.
  • Vinagre, una cucharada.

Se pican las almendras y las avellanas, bien finas. Se añade el tomate sin semillas, ni piel, el ajo, la guindilla y el pimiento, o ñoras, pelados. Lo ligaremos todo con el aceite necesario para que la salsa quede bastante espesa, y añadiremos el vinagre.

Salsa de calçots.

Salsa de calçots.

El calçot se pela fácilmente por acción del asado en la llama viva, (aunque lograrlo requiere una cierta práctica) y se moja en la salsa comiéndose todo en uno con la ayuda, en ocasiones, de un babero si no te quieres manchar.

¡Que aproveche!

Artículo anterior

Comparsas de Caramelos de Vilanova i la Geltrú

Artículo siguiente

Callejeros Viajeros: Mozambique

1 comentario

  1. […] sabes que las cosas nadie las hace como la madre de uno. A pesar de eso, la salsa, que para mí es lo más importante de una calçotada, me gustó bastante, quizá mejor que la del año pasado. A punto estuve de pedir […]

Responder a Calçotada & tweets, Restaurant Can Besa (Montseny) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *