De entre los carnavales, el de Vilanova i la Geltrú destaca por alguno de sus actos. El más conocido, a nivel nacional, son sus famosas Guerras de caramelos. En ellas, este año se han presentado 97 banderas, con un total de más de 8.000 parejas. Según se calcula, se tiraron ayer, unas 120 toneladas de caramelos. Se trata, sin duda, de la guerra más dulce.

Comparsas de Caramelos, Vilanova i la Geltrú.

Comparsas de Caramelos, Vilanova i la Geltrú.

Cada entidad, se reúne en su sede a las 9h de la mañana. Los comparseros visten la ropa de la entidad, que les caracteriza e identifica. Cada bandera recorre el centro de la ciudad a ritmo del Turura, una vieja marcha militar que fue adoptada para esta festividad y que arranca a saltar a cualquier vilanoví (oriundo de Vilanova) con sólo oirla.

Las comparsas recorriendo las calles del centro.

Las comparsas recorriendo las calles del centro.

Al mediodía, tras una pequeña pausa para desayunar, se van concentrando por turnos asignados en la Plaça de la Vila (plaza del Ayuntamiento) para hacer su particular guerra de caramelos. En ella, los comparseros han reservado unos cuantos kilos de caramelos para lanzárselos unos a otros y así determinar qué bando es el que domina la batalla. En realidad nadie gana nunca, pero los diez minutos que puede durar la intensa batalla es una experiencia increíble de ser vista, e inolvidable vivirla desde dentro.

Los comparseros lanzan los caramelos mientras las comparseras tratan de protegerse con sus mantones.

Los comparseros lanzan los caramelos mientras las comparseras tratan de protegerse con sus mantones.

Yo ayer, aunque por circunstancias excepcionales pude entrar en dos de las guerras, es algo que pocos pueden disfrutar dos veces en un año.

Ayer mismo, desde dentro de la batalla, justo antes de recibir un caramelazo en la ceja...

Ayer mismo, desde dentro de la batalla, justo antes de recibir un caramelazo en la ceja...

Durante la batalla, se intenta que la bandera lidere a su comparsa hacia el bando contrario mientras las comparseras protegen a sus parejas con los mantones de manila. La verdad es que recibes caramelazos mientras tu intentas lazar la máxima cantidad de caramelos a los de enfrente (a veces tu propia comparsa) porque lo de menos es contra quien luchas, sino la diversión. Acabas recibiendo caramelazos por todas partes…

En plena batalla, la bandera intenta mantener la posición.

En plena batalla, la bandera intenta mantener la posición.

Al finalizar la guerra, la banda siempre toca alguna pieza para bailar mientras las banderas suben al balcón del Ayuntamiento donde se les pone la lazada conmemorativa del año. Los comparseros se marchan a reponer fuerzas al dinar del comparser, y a descansar el cuerpo después de una intensa mañana de saltos, bailes, batallas y emociones.

Las banderas después de la batalla en el balcón del ayuntamiento.

Las banderas después de la batalla en el balcón del ayuntamiento.

A mi todavía me duelen los huesos,.. y ¡ya estamos pensado en los próximos carnaveles y comparsas!

Más info carnavaldevilanova.cat

Más fotos en flikr vilanovailageltru

Artículo anterior

Preparando mi viaje a Tailandia: Yo quiero viajar...

Los calçots ya asados, se reservan enrollados en hojas de periódico para conservar el calor.
Artículo siguiente

Calçotada. El secreto está en la salsa.

5 comentarios

  1. 7 marzo, 2011 a 17:28 — Responder

    Una fiesta espectacular y una gente muy agradable, llevo años viendo esta fiesta “casi” desde dentro de una comparsa, soy músico y vamos con Amics Voramar. Música y caramelos a cascoporro y a bailar con el turuta.

    • 8 marzo, 2011 a 9:30 — Responder

      Comparsers la plaça és vostra!!! La verdad es que en esta fiesta los protagonistas son las charangas. Sin ellas no seria lo mismo.

  2. angie
    22 septiembre, 2011 a 8:33 — Responder

    ¡Nosotros podemos vilanovines!los vilanovines somos los mejores ;)

  3. […] carnaval de Vilanova i la Geltrú, destaca entre otras cosas por su carnaval satírico y las comparsas de caramelos. Justo ahora oigo arrancar la charanga del carnaval infantil. En Vilanova, no hay descanso. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *