Durante mi viaje de un mes por Venezuela, recorrí una buena parte de su costa e islas. Algunas de ellas tan sorprendentes como esta: Cayo Pelón. Está situado en etre las islas y cayos del Parque Nacional de Morrocoy, muy cerquita de Chichiriviche. Un verdadero paraíso caribeño. Este cayo recibe su nombre por algo obvio. Está pelao. Apenas quince metros cuadrados de fina arena coralina y nada más. Bueno, también es una tostadora al aire libre. Que a nadie se le ocurra ir, ni a este, ni a ningún otro cayo o isla del caribe sin una sombrilla y una buena crema protectora. El sol se refleja en la arena blanca y te quemas sin darte cuenta en apenas unos minutos.

Cayo Pelón a la derecha.

Cayo Pelón a la derecha.

Es curioso ver como en este cayo el primero que llega planta su sombrilla y lo coloniza. La barca que te deja allí, se marcha a Chichiriviche y tienes que confiar en que te vaya a recoger a la hora pactada (cosa que hacen con puntualidad suiza) La sensación de silencio y soledad es enorme, porque está relativamente alejado del resto de islas.

En mi foto el mar está un poco revuelto porque se estaba levantando viento, pero cuando el agua está tranquila es una maravilla. El Cayo está visible casi todo el año, excepto a partir de noviembre cuando durante un par de meses, la marea está más alta y desaparece. Cuando te lo cuentan, y ves estas islas te das cuenta del problema que supone el calentamiento global y la subida del nivel de los océanos. Se van a perder verdaderos tesoros de la naturaleza.

Al pasar otro día por ahí cerca, vi que, aunque el cayo ya estaba “colonizado”, otras familias se habían agregado en el poco espacio que quedaba. Conté 4 sombrillas y más de diez personas. Y de verdad es que es una estampa bien cómica ver tanta gente y sombrillas en tan poquito espacio de arena. Es sin duda una forma curiosa de pasar el día tranquilo… o no.

Artículo anterior

Paco Meralgo, Barcelona. Decepcionante.

Artículo siguiente

Línea Barcelona-Madrid en Supra Economy (ALSA)

3 comentarios

  1. […] Ha sido triste encontrar esta reciente noticia, sobre todo porque ha sido algo que he tenido la suerte de conocer, y que a muy pesar mío tenía fecha de caducidad. Cayo Pelón ya es historia. La acción del […]

  2. Pablo
    13 junio, 2012 a 20:03 — Responder

    Hola Amigo! excelentes historias y muy buenas fotos….
    pero en que mes has viajado? ya que en casi todas las fotos se ve un sol radiante y por lo que tengo entendido por allí llueve bastante seguido.
    Agradeceré que me contestes ya que me interesaría viajar allí para mis próximas vacaciones.
    Saludos!

    • 14 junio, 2012 a 7:33 — Responder

      Gracias Pablo, me alegro que te gusten.
      Viajé durante el mes de agosto y el tiempo fue sensacional todos los días. Sólo cuando viajé a Mochima en el noroeste, pillé de refilón una tormenta tropical que me impidió hacer la ruta prevista. Por lo demás un tiempo estupendo.
      En Canaima también llueve, que está en la interior y al ser época de lluvias pues te toca sí o sí, aunque eso no le quita espectacularidad.
      Ya me contarás!

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *