27 Ene 2011

Paco Meralgo, Barcelona. Decepcionante.

El otro día tenía una hora libre a la hora de la comida, y aunque era ya un poco tarde, no había comido. Tampoco tenía mucho hambre, pero me apetecía picar alguna cosa. Hacía días que tenía echado el ojo a uno de esos restaurantes...
Por: 4