Tal y como comenté en cuanto a las tarjetas de crédito y débito para tus viajes, hay algunas cosas  a tener en cuenta para facilitarte aquellas situaciones difíciles, que aunque improbables, alguna vez, vas a tener que experimentar: robo, pérdida o duplicado de alguna de ellas.

 No se necesita la tarjeta en la mano para poder usarla

Ni tú, ni nadie. Para poder usar una tarjeta, sólo hay que conocer algunos datos sobre ella:

  • Número de tarjeta (los 16 dígitos)
  • Mes y año de caducidad.
  • Código CVV (o también CVC o CID)

Con estos datos, ya puedes hacer una compra o un cargo a la tarjeta. No es para espantarse, pero  debes ser consciente de ello. Es por eso, que a tí también te puede ser de utilidad disponer de esta información en caso de pérdida o robo. En una situación de estas, te puede ser muy útil para comprar un billete de tren, avión o reservar un hotel a última hora, antes de anularlas.

Lleva estos datos apuntados en algún papel lejos de tus tarjetas, o en un mail en tu cuenta de correo. No pongas toda la información de una tarjeta en el mismo papel o en el mismo mail, ni todos los datos de todas las tarjetas en la misma nota o mail. Yo a veces, mezclo los datos entre tarjetas y hojas de notas. Es complicado, pero efectivo en caso de perder mi libreta de notas o el papel donde puedo llevarlo. Recuerda que todo lo que subes a internet, también es susceptible de ser robado, y si pierdes la nota donde tienes estos datos juntos, también alguien puede utilizarlos. Obviamente, apuntarlos en una hoja o enviarte un mail, bajo el título Datos tarjetas de crédito, tampoco suele ser una buena idea.

Procura llevar siempre contigo la tarjeta con la que compras tus billetes de avión.

Procura llevar siempre contigo la tarjeta con la que compras tus billetes de avión.

Si tienes que comprar billetes de avión, debes tener en cuenta, que  algunas compañías no te dejarán hacer check in si no les enseñas la tarjeta con la que realizaste la compra o incluso si no se presenta el titular de la misma (como me pasó a mí en Venezuela en el vuelo de Caracas a Los Roques). Esto lo hacen precisamente para evitar las estafas. En el caso de que  hayas tenido que anular la tarjeta después de haber comprado el billete, no te desagas de ella, aun estando bloqueada, sólo harán una comprobación visual del titular y número, por lo que  podrás hacer el check in sin problemas.

¿Qué límites fijo en mis tarjetas?

Procura, que las tarjetas de crédito y las de débito tengan los límites adecuados. Hay tres tipos de límites que tienes que tener muy claros:

  • Límite por operación: cantidad de dinero que la tarjeta aceptará en una sola compra. Si tu límite es 300 €, no dejará realizar ningúna compra por un importe superior en una misma operación (no quita que puedas hacer más de una operación de ese importe hasta llegar a tu límite diario).
  • Límite diario: el máximo de dinero que la tarjeta va a dejarte gastar durante un día (independientemente del número de operaciones).
  • Límite de crédito: en el caso de  las tarjetas de crédito, tienes además definido un máximo que es la máxima cantidad de dinero que tu entidad está dispuesto a darte por adelantado en un mes. Pueden ser 3000 € pero esta cantidad varía según cada entidad, tipo de contrato y cliente. Así pues, aun si tu límite diario es de 1000 €, como mucho vas a poder gastar 3000 € en todo el mes. Definir un límite máximo adecuado puede evitar que te estafen grandes cantidades de dinero, pero también que te quedes sin dinero a mitad del viaje.

Procura que los límites de la tarjeta de crédito sean mayores, porque tiene más garantías de devolución en caso de uso fraudulento y porque así podrás hacer frente a un gasto mayor en caso de emergencia o viajes de larga duración. El seguro de la tarjeta de crédito no tiene porqué cubrir cualquier cantidad. No dejes de leerte la letra pequeña de tus contratos.

Para la tarjeta de crédito, yo suelo calcular el límite de gasto diario y por operación, como mínimo, en el precio de un billete de avión de vuelta a casa desde el país en el que me encuentro. Si voy a visitar varios paises, fijo el más caro. El límite mensual, ya es más personal y dependerá de tu propio presupuesto, aunque nunca debería superar lo que estés dispuesto a gastarte en tus vacaciones más un 20% en imprevistos.

Para la tarjeta de débito, suelo fijar el límite diario y por operación entre 200 y 400 €, aunque eso dependerá del país y del gasto diario que tengas previsto. El límite en este caso,  también depende de la cantidad de dinero que puedas tener en la cuenta, porque si no tienes dinero, no podrás hacer ningún gasto. Yo suelo tener en la cuenta poco más de dinero de de lo que me permite gastar mi límite diario. Ninguna tarjeta de débito ni de crédito, tiene acceso a la cuenta donde tengo el dinero reservado para el viaje.

Duplicar tarjetas, deporte nacional

Recuerda, que en muchos países, es muy frecuente el riesgo de que te dupliquen la tarjeta (copien sus datos y generen una idéntica). En Venezuela, por ejemplo, es más que común y hay que tener mucho cuidado en qué sitios y cajeros las utilizas. Para duplicar una tarjeta símplemente hay que pasarla una vez por un aparato similar a un datáfono. Incluso a veces los datáfonos están manipulados por los propietarios de los establecimientos.

Te recomientdo que antes de usar una tarjeta en un cajero o establecimiento:

  • Comprueba que en el cajero no hay anexos a la ranura de la tarjeta o que se vea  haya podido ser manipulado o haya rayadas.
  • Comprueba que no haya objetos extraños cerca como cámaras o personas al acecho.
  • Si la usas para pagar, nunca pierdas de vista tu tarjeta y por supuesto, nunca entregues tu documentación. Pide que realicen la operación delante tuyo. Es preferible quedar como un turista un tanto rancio que dejar que se lleven tu tarjeta para cobrarte en un lugar donde tú no puedes ver lo que hacen con ella y aprovechen para duplicártela. No pierdas tu amabilidad y evita ofender a nadie innecesariamente.
  • Es muy recomendable, que lleves borrado o tapado el número CVV de las tarjetas de forma que no sea visible (llévalo apuntado en otro sitio diferente porque lo necesitarás para comprar por internet). De esta forma, podrás  evitar  que te copien todos los datos necesarios para poder utilizarla en internet. No olvides que cuando pagas, el datáfono se queda con el número de tarjeta y el mes y año de caducidad (aparece en la copia en papel que el establecimiento se queda). El CVV es la última pieza del puzzle que cualquiera necesita para comprar por internet o generar una tarjeta complétamente válida para comprar por ahí.

Foto: blog.neuronaltraining.net

Ten en cuenta también, que el hecho de que una tarjeta duplicada no sea 100% válida (quizá no dispongan del PIN ni de la documentación del titular) no quita que haya establecimientos que conscientemente acepten pagos con ellas, aun sabiendo que se trata de una tarjeta duplicada. Son parte de estas mafias y todos sacan provecho de ello.

Imagínate que te das cuenta (porque te llega un cargo o te avisan de tu entidad) de que te han duplicado una tarjeta. Obviamente, tienes que anularla. Pero si has utilizado todas tus tarjetas en cajeros y establecimientos, te entrará la duda de si también te las han podido duplicar. Anularlas todas ellas es un tanto peligroso y haría que te quedaras sin medios de pago. Para evitarlo, yo siempre procuro usar sólo una tarjeta en los cajeros y establecimientos: la tarjeta de débito. Es la que menor dinero pone en riesgo y así me aseguro, de tener mis tarjetas de crédito limpias para continuar el viaje.

Mantén siempre, una de tus tarjetas virgen de cajeros y datáfonos.

Sistemas adicionales de seguridad

Consulta con tu entidad si dispones de algún tipo de medida adicional que sirva para confirmar y autorizar un cargo en tus tarjetas a la hora de comprar por internet. Algunas entidades mandan un SMS a tu teléfono con un código para que lo introduzcas en la web y así autorices tu compra. Este sistema, depende de que la web tenga activado el servicio (Very Sign o Verified by Visa), por lo que no es del todo fiable. De todas maneras, si dispones del servicio, actívalo y no te olvides de activar también el roaming de tu teléfono para poder recibir el SMS en el extranjero y no te pase como a mí en Tailandia, que no lo tenía y estuve 3 días sin tarjetas por no poder recibir los códigos para autorizar las operaciones de la única tarjeta que me quedaba activa.

En todo caso, si te pueden avisar de cargos en tus tarjetas, te servirá para saber si alguien la está utilizando y dónde.

Foto: guiabangkok.com

En cuanto a dónde llevar tus tarjetas, no es nada recomendable que las lleves todas juntas. Si pierdes la cartera, las pierdes todas. Yo suelo llevar en la cartera sólo la tarjeta de débito (la que uso para cajeros y hacer pagos en establecimientos).  La tarjeta de crédito, pues escondida donde no dependa de bolsos, carteras o la mochila…

No salgas de casa sin tener un plan B por si necesitas que tu entidad te emita de nuevo una tarjeta anulada y te la haga llegar. ¿Te la mandan a casa? ¿Te la pueden hacer llegar a donde tú estás? ¿Te le envía tu familia? ¿Tiene tu familia la llave del buzón de tu casa? ¿Cuánto va a tardar en llegar?

En definitiva, las configures como las configures, o las uses como las uses, que siempre que te encuentres ante un incidente,  la cantidad de dinero que haya en juego, sea la mínima posible y te permita tener libertad de maniobra para poder continuar tu viaje sin problemas.

 

Share


6 Respuestas a “Las tarjetas de crédito y de débito – Consejos de seguridad”

  1. Poca seguridad con las tarjetas hay en Asia.
    Puedo agregar por mi parte, que en Jakarta pago las cosas con la tarjeta de mi mujer y no pasa nada, ni me piden documentación ni comprueban la firma. Lo he hecho, algunas veces, más que nada para experimentar.
    Buen post y muy buena información.
    Saludos

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tal y como comenté en cuanto a las tarjetas de crédito y débito para tus viajes, hay algunas cosas  a tener en cuenta para facilitarte aquellas situaciones difíciles, que aunque improbables, alguna vez, vas a tener que e……

  3. [...] para comprar unos billetes de avión. El mayor peligro al perder las tarjetas, es que te las puedan duplicar o utlizar por internet y fundirte una buena cantidad de dinero. Muchas entidades aseguran estos fraudes, pero no todo está [...]

  4. Gracias Gildo por tu comentario. Fuera de España nadie me ha pedido nunca la documentación al utilizar la tarjeta… Bueno, miento, en Singapur el único lugar donde lo hicieron. Singapur es un país aparte…

    un saludo!

  5. ¡Hola viajeros!

    Un poco tarde, pero a tiempo para ayudarte en el futuro.

    Si has sido estafado por una agencia de viajes o has resultado víctima de algún acto que haya mermado tus derechos, como consumidor turístico (estafas, cobro de precios no convenidos, fraudes, venta de productos falsos, etc.), entonces te interesa conocer lo que legistravel.com hace por ti. Échale un vistazo a nuestro sitio web.

    Y por favor, antes de cerrar la compra online de un paquete turístico o cualquier otro servicio, tómate unos minutos para investigar la reputación de aquél que te está haciendo la oferta. Y ante la duda, intenta adquirir productos ofertados por agencias de viaje que ostenten un sello de calidad turística u otra distinción asimilada.

    NO DEJES DE DEFENDER TUS DERECHOS, POR NADA. Es tu dinero y por ello es de justicia evitar que estafadores o prestadores irresponsables de servicios, se lo apropien sin derecho alguno.

    Gracias.

  6. flor dice:

    calafate mayor de turismo me saco el dinero de mi tarjeta visa esa es una agencia de viaje q se encuentra en caracas – venezuela .yo no puedo viajar no autorise ningun viaje ya q soy una persona enferma con efisenma pulmonar uso 16 horas el oxigeno y cama clinica . esa agencia de viaje no me quiere regresar el dinero es un fraude no se donde ir para pedir q me regresen el dinero y la encargada o duena es una grosera dijo q no ,me podia regresar el dinero que me robaron que no le interazaba que estuviera enferma

Deja un comentario