Vista de los puentes de Praga.

Vista de los puentes de Praga.

Antes de contarte más cosas de una ciudad como Praga, no he podido resistirme a hacer una selección de fotos de lo que he visto allí. Praga es una ciudad monumental con mil rincones para descubrir, más allá de las partes más conocidas y turísticas.

He vuelto encantado y con un deseo de volver en invierno para conocer la ciudad desde otro punto de vista, sin tanto turista y con más tranquilidad. La idea de pasear por sus calles – ojalá que cubiertas de nieve – en el intenso frío del invierno checo, es un plan que estoy poniendo a madurar…

Puente Carlos, protagonista absoluto de la ciudad.

Puente Carlos, protagonista absoluto de la ciudad.

Vista nocturana del puente Carlos.

Vista nocturana del puente Carlos.

Por ahora, esto es lo que me he encontrato, que no es poco. Puedes ver toda la galería de fotos seleccionadas aquí:

 

 

Don Celedón, protagonista de las fiestas en Vitoria.
Artículo anterior

Vitoria-Gasteiz (3 de 3) - Paseando la "slow city"

La fabada en cuestión.
Artículo siguiente

Quizá la mejor fabada del mundo

10 comentarios

  1. 13 octubre, 2012 a 9:21 — Responder

    Es uno de los grandes “faltis” de mi mapamundi… Y todo el mundo dice que es preciosa!!

  2. 13 octubre, 2012 a 16:30 — Responder

    Eso de pasear por las calles nevadas de Praga lo llevo yo pensando mucho tiempo, la pena es que en invierno no tengo vacaciones :( De momento me conformaré con ver estas fotos, que aun sin nieve, son preciosas!!!! Un saludo!

    • 18 octubre, 2012 a 9:31 — Responder

      Hola Aran, a ver si consigo pillar la ciudad nevada… ya os lo contaré!

  3. 13 octubre, 2012 a 22:05 — Responder

    Me llamo Pablo.

    Ante todo tengo que felicitarte.
    Estupendo blog, con muy buenas fotos y muy facil de leer.
    En breves haremos Monica y yo un viaje antes de que nazca el niño. Luego
    sera mas dificil pero no dejaremos de hacerlo.
    Yo tambien he empezado con un blog pero aun estoy empezando.
    Te seguire mas a menudo.

    Te dejo el link mio por si quieres intercambiar un link.
    http://www.viajaryviajes.com

    Gracias desde Galicia.
    Pablo

  4. […] escapada a Praga ha tenido una doble cara. Por una parte, la de hacer, aunque solo, un viaje familiar  que quedó […]

  5. 28 enero, 2013 a 13:54 — Responder

    Estuve en Praga en el año 88!!! era una cría y aún existía el telón de acero. Entonces aún había solo 4 turistas caminando por Praga, la gente se giraba a mirar cómo ibas vestido, recuerdo que en una calle del centro había un coche deportivo rojo con matrícula alemana y que como 7 u 8 personas lo rodeaban para mirar cómo era por dentro. Tenían mucha curiosidad por todo lo que venía de fuera, se notaba que tenían hambre de consumo, lo que fuera, revistas de hace 2 años, botes de crema abiertos… daba igual, querían consumir. A Praga la recuerdo como una ciudad de cuento y con el cielo por la noche más bonito que he visto nunca, era lila! Si tengo que quedarme con algo de aquella experiencia es con su actividad cultural, el teatro, no solo el Teatro Negro, era baratísimo asistir a un espectáculo, gratis para los Checoslovacos y aunque entonces Praga estaba llena de andamios para soportar las fachadas que se estaban cayendo, en cualquier esquina te podías encontrar un cuarteto de cámara tocando como los ángeles… no se si se habrán hartado ya de consumir revistas y cremas… gracias por recordármelo! ;)

  6. Ainara Cordero
    27 mayo, 2016 a 8:19 — Responder

    Hola Aitor,

    Por curiosidad,¿la primera foto está tomada desde el parque de Letna en el distrito de Praga 7? :)

    Me suena esa perspectiva y creo que desde ahí hice un par de fotos en el tour en español privado que hicimos con White Umbrella.

    Las otras fotos también me encanta.
    Visitar y pasear por Praga de noche es una cosa que le escapa a muchos turistas pero que yo recomiendo totalmente hacer.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *