El otro día, me invitaron a un sarao de estos en los que se hacen  muestra de las mejores ginebras del mercado e invitan a los más guapetones de la ciudad. Y allí estaba yo…

El hotel W Barcelona de fondo en el evento.

El hotel W Barcelona de fondo en el evento.

La verdad es que me sorprendió el buen ambiente que allí había, aunque no era difícil, porque en definitiva, la gente estaba allí probando todas aquellas ginebras, y claro, estaban todos un poco sueltos…


Gente guapa y buen ambiente.

Gente guapa y buen ambiente al atardecer.

Yo iba de la mano de Central Hisúmer (a través de círculosdefuego.com) quienes además de tener unas excelentes ginebras, tenían la oferta más variada. Me chocó que en un evento de este tipo, estuvieran muchos de los expositores con problemas de hielo. Sí, se les había acabado el hielo y todavía quedaban 2 horas para terminar. Sin duda un fallo de planificación aunque no tardó en resolverse.

El stand de Hisúmer con el barman en plena acción.

El stand de Hisúmer con el barman en plena acción preparándome un cóctel de Edimburg.

Algunos echamos en falta algo que echarse a la boca además de aquellos trascazos de ginebra tan espectaculares, más que nada por de hacer un poco de colchón

Variedad de sabores y sensaciones.

Variedad de sabores y sensaciones. La francesa g'Vine, algo realmente peculiar.

Fresquito en la terraza.

Fresquito en la terraza.

El menda haciendo relaciones sociales a golpe de gin tonic...

El menda haciendo relaciones sociales a golpe de gin tonic...

Imaginación en la presentación de los productos.

Imaginación en la presentación de los productos

Por cierto, que con tanta bebida y demás, las idas y venidas al baño para aliviar el asunto eran de lo más frecuentes. No se te ocurra como a mí, ir al baño sin dejarle la copa a alguien, porque en el baño no había donde dejar la copa y de verdad que hacer tus cositas con una copa de esas en una mano, no es nada sencillo.

Todas las fotos del sarao | Flickr

 

[OA-Barcelona]

Artículo anterior

Zubi Zuri, el único puente del mundo con alfombra

Artículo siguiente

Resacón 2, insulto a Tailandia

5 comentarios

  1. 2 julio, 2011 a 23:00 — Responder

    Que bien está eso de relacionarse.. y si es con un gin tonic mejor que mejor. Ahora que estoy contigo, tendrían que haber puesto algo de picar…
    Por cierto, parece que llevaras en la foto un sombrero oriental.. será una premonición…
    un saludo

    • 2 julio, 2011 a 23:14 — Responder

      Pues sí Fran unas galletitas o cualquier cosa para ayudar a asentar los gin tonics habría estado genial.

      Lo del sombrero, ¿a que mola? jaja es de esas fotos, de las que te hacen 7 porque siempre hay alguien que se mueve y ninguna sale bien, y luego encima descubres que parece que llevas peineta de Semana Santa o sombrero asiático para la recogida del arroz… Creo que el fotógrafo había llegado al evento muuucho antes que yo y ya no coordinaba demasiado…

      saludos!

  2. 6 julio, 2011 a 14:43 — Responder

    WoW! ya veo que te divertiste un montón! :-) que fotos más chulas

  3. […] que sencilla…El año pasado ya descubrí el mundo de los Gin Tonics en la pasada edición del GinShow en el hotel Wela de Barcelona. En esta ocasión, me pareció oportuno seguir ampliando mis horizontes en este sector que tantos […]

Responder a JD (@aitor_vca) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *