El paquete en cuestión.

El paquete en cuestión.

Hace ya algunos días que tuve un invitado en casa -en la habitación que alquilo por días en Barcelona. De vez en cuando se pierde algún turista por aquí y hago lo posible para atenderlos como se merecen. Éste último, un chef  de un restaurante del Valle de Napa, en California (Estados Unidos), ha tenido más suerte que los demás. Inmaculada, una seguidora en twitter -y supongo que también lectora del blog- estuvo al quite de la cuestión y aprovechó la oportunidad para ayudarme a que el invitado se llevara una muy buena impresión.

El envoltorio ya anunciaba que el contenido tenía que ser bueno.

El envoltorio ya anunciaba que el contenido tenía que ser bueno.

Ni corta ni perezosa, y con el ánimo de dar a conocer las cosas buenas de su tierra -el sur de España- me hizo llegar unos sobres de jamón envasado al vacío y una frasca de aceite de oliva.

El jamón era de la aldea de Los Romeros -Jabugo- y el aceite de oliva de Sevilla, hecho con aceitunas de la variedad Picual. Para comerlo todo junto, unos paquetes de miniregañas, que son como unas tortas de pan muy fino y crujiente que combina  de maravilla.

Regañas, jamón y aceite de oliva de gran calidad.

Regañas, jamón y aceite de oliva de gran calidad.

No hace falta decir que a mi invitado le encantó el detalle y no dejó ni rastro. Había venido a Barcelona después de 13 años dispuesto a probar lo mejor de lo mejor y ya solo con ese desayuno -según me dijo- ya se iba satisfecho por la visita.

Por supuesto, a Inmaculada ¡un millón de gracias por tu detallazo! Siempre es bonito encontrar gente generosa que disfruta, se siente orgullosa de sus cosas y las comparte.

Los demás, pues si os animáis a mandarme cosas de vuestra tierra… ya sabéis… ¡aquí estoy!

El desayuno preparado para Curtis, mi invitado californiano.

El desayuno preparado para Curtis, mi invitado californiano.

 

 

Cada tuk tuk es diferente. Su dueño lo decora para hacerlo más vistoso.
Artículo anterior

Indonesia - Diario de viaje 7 (Yakarta y final)

Artículo siguiente

Estoy actualizando el blog, NO TE ASUSTES

5 comentarios

  1. Inmaculada
    2 diciembre, 2013 a 22:00 — Responder

    No solo te sigo ,te leo y recomiendo a conocidos que lean tus diarios de viajes para hacerse una idea de destinos sobradamente conocidos pero con un punto de vista totalmente diferente,necesario para hacerte una idea de esos viajes sin artificios pero con magia.Hace años entre conocidos era habitual el trueque sin esperar contraprestaciones inmediatas ,es momento de empezar a actuar por impulsos siempre que se pueda y para mi es un honor que tu huésped se fuera contento,y se que el día que necesite un favor me lo harás,empieza la cadena: “¿Por qué no?”

  2. 16 diciembre, 2013 a 20:24 — Responder

    Vaya maravilla , para chuparse los dedos, esto antes de cenar no se puede mirar jajaj
    saludos

  3. 20 diciembre, 2013 a 11:10 — Responder

    Hola,
    Inmaculada menudo detalle, seguro que para el chef ese desayuno fue toda una experiencia inolvidable ;-)
    Gracias por trasladarle un pedacito de Andalucía, porque la cultura no se cuenta, se vive.

  4. 11 junio, 2014 a 9:22 — Responder

    Que buena pinta tiene el jamón, soy un apasionado de este tipo de ibéricos y me encanta. Un Saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *