Los días se alargan, el sol llega más tarde a su sitio en el horizonte y los colores, ya casi en primavera, están cambiando. Y yo, que me embobo con nada, me he encontrado con un almendro en flor y me he liado a tirarle fotos mientras la tarde se acercaba un poquito más al anochecer…

Mientras disparaba  se escuchaban las voces de un lejano partido de fútbol familiar y he disfrutado de los últimos grados de sol de la tarde. Tranquilidad y sosiego. Hasta que en la inmensidad del campo, han encontrado entretenimiento en aquel almendro (quizá por ser el único de la zona) un grupo de benditas criaturas que no tenían nada más que hacer. Casi de forma automática, asombradas por la cantidad de flores y dudando de si debían cogerlas pues no sabían si pertenecían al árbol o eran de libre disposición por estar allí en medio de nada, se han dedicado a la tierna tarea de confecionar  ramos de flores para sus madres.

…han deshojado flores para descubrir si menganito era el amor de sus vidas, han cruzado opiniones sobre qué niña de la clase era la más pesada, y finalmente, quizá cautivadas por la belleza de sus ramos, han decidido quedárselos para ellas mismas. Les ha debido parecer demasiado regalo para una madre. Cosas de niños, cosas de flores.

Mientras yo, el fotógrafo cotilla recordaba mi infancia, un tanto borrosa ya, de  aquellos días familiares de campo, carne a la brasa  y tortilla de patatas…

Tal como hemos llegado, los niños, el sol y yo (el fotógrafo cotilla al que no le han pasado desapercibidos los flirteos descarados de las flores con los abejorros), nos hemos ido marchando de allí, dejando al almendro tranquilo, esperando el sol de la mañana siguiente para seguir  madurando las flores que le han quedado, con la tranquilidad de saber que nadie le molestará, hasta el próximo domingo de campo.

Todas las fotos en Flickr

Y para los que prefieren estos momentos en vídeo

Imagen de previsualización de YouTube

 

Al-Deir, el monasterio en la cima de Petra.
Artículo anterior

Al-Deir, el Monasterio de Petra (Jordania)

Artículo siguiente

La piscina del Hotel Marina Bay Sands de Singapur

5 comentarios

  1. 13 marzo, 2012 a 17:26 — Responder

    ay la primavera!

  2. Toni Aulés
    14 marzo, 2012 a 10:30 — Responder

    ¡Unas fotos buenísimas!

    ¿Qué camara usas? Supongo que es la misma con la que grabas, ¿no?

    Gracias!

    • 14 marzo, 2012 a 14:32 — Responder

      Hola Toni,

      gracias por tu comentario. Uso una Cámara Panasonic Lumix GF3 con el objetivo 14-42. Soy nuevo en esto, y reconozco que la cámara ayuda… El vídeo también está grabado con la misma cámara.

      un saludo!

  3. 19 marzo, 2012 a 20:39 — Responder

    Ya se alargan los diassss. Menos mal que ya se nota. en galicia ya se nota bastante, y mas cuando cambien la hora. Pablo

Responder a Carlos Medina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *