Canal de Melaka.

Canal de Melaka.

Melaka es una ciudad costera del sur este de Malasia. Frente al mar de Melaka, tiene a sus espaldas una historia de conquistas, ocupaciones y mezcla de culturas. Su especial importancia para el comercio de todos los que la ocuparon, dan como resultado una arquitectura muy especial, como fuera de contexto.

Al atardecer, no puedo evitar coger la cámara y salir a ver cómo han cambiado algunos lugares que he visitado durante el día. Está nublado y ha llovido, pero hay una luz muy bonita. Se encienden las luces (el centro histórico de Melaka está muy bien iluminado) y el sol se esconde tras las nubes. En Melaka no hay dónde ver un buen atardecer, pero sus calles y edificios iluminados suplen esta cerencia. Los colores resaltan y todo queda tranquilo después del trajín de un día lleno de turistas, visitas y gastronomía…

Antiguo fortín portugués reconvertido en mezquita. Estilos británico, portugués y chino.

Antiguo fortín portugués reconvertido en mezquita. Estilos británico, portugués y chino.

Plaza de la iglesia del Cristo de Melaka.

Plaza de la iglesia del Cristo de Melaka.

Torre del reloj. Herencia holandesa.

Torre del reloj. Herencia holandesa.

Momento para hacerse fotos, la lluvia a dado paso a una agradable noche.

Momento para hacerse fotos, la lluvia ha dado paso a una agradable noche.

Los trickshaw recorren el centro durante todo el día. Por la noche, se iluminan y pasean su curiosa decoración por las calles iluminadas.

Los trickshaw recorren el centro durante todo el día. Por la noche, se iluminan y pasean su curiosa decoración por las calles iluminadas.

Puerta de Santiago ("o famosa" en malayo). El único resto en pie de la antigua fortificación de la ciudad.

Puerta de Santiago (“o famosa” en malayo). El único resto en pie de la antigua fortificación de la ciudad.

Fortín portugués desde donde se controlaba la entrada y salida de los barcos que llegaban a comerciar a la ciudad. La entrada era libre, pero al salir había que pagar.

Fortín portugués desde donde se controlaba la entrada y salida de los barcos que llegaban a comerciar a la ciudad. La entrada era libre, pero al salir había que pagar.

Una cena romántica...

Una cena romántica…

Artículo anterior

Batuputih, un pueblo pesquero venido a menos en las puertas del Parque Nacional Tangkoko-Batuangus (Sulawesi)

Artículo siguiente

AEE MagiCam S70 pruebas bajo las aguas de las Islas Togean - Sulawesi (Indonesia)

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *