Bueno, pues tal y como estaba previsto, pasé el fin de semana en Lisboa. Me marché el viernes a las 17:55h y cogí el avión de regreso el domingo a las 15:50h.

Resultado del viaje: satisfactorio.

Un servidor con los pies en el empedrado suelo de Lisboa

Un servidor con los pies en el empedrado suelo de Lisboa

La ciudad en si es realmente peculiar y llama mucho la atención por el estado y contexto en el que se encuentra. Además de la niebla que me impidió disfrutar de las mejores vistas, los edificios, calles e infraestructuras se encuentran en un estado intermedio entre la modernidad y la decadencia. Las casas del centro, muchas muy deterioradas por el incendio de 1987 y sobretodo por el terremoto del 1755, le dan a sus barrios un aspecto dejado, viejo, destruído parcialmente, incluso, pero con un encanto que no he encontrado en ninguna otra ciudad de las que he visitado. Sin duda, una ciudad para conocer.

Panorámica bajo la niebla en el Barrio de Alfama

Panorámica bajo la niebla en el Barrio de Alfama

En esta ocasión, me había marcada el objetivo de no sobrepasar el gasto fijado en 200 € en total (vuelo y hotel incluídos). Y puedo considerar que lo he cumplido. Eso sí, sin contar el cargamento de “Pastéis de Nata” (o de Belém, según donde te lo vendan…) que he traído en la maleta a modo de souvenir para la familia y los compañeros del trabajo. Tampoco me he privado de nada, pero no ha sido un viaje de lujo y despilfarro. He comido bien, he salido por la noche, he visitado lo que tenía que visitar… Y es que Lisboa es, viniendo de Barcelona, relativamente barata.

Estos son algunos ejemplos de los precios que me he encontrado:

  • Billete de transporte (AeroBus, para ir y venir del aeropuerto): 3,50€ / ticket válido 24h.
  • Cena de 2 platos, postre, vino y café: 18,30 €
  • Caipirosca o como se escriba (25  ml): 2,50 €
  • Café: 0,60 €
  • Tila (o infusión en general): 1,50 €

En cuanto a las entradas de los sitios a los que he entrado, no son caros (entre 4 y 7 €) aunque puedes ahorrarte algo si tienes algún tipo de descuento (tipo Lisboa Card o carnet de estudiante). En mi caso el carnet de estudiante me sirvió en el Castillo de San Jorge, pero no en la torre de Belem, donde creo cobran precio único, excepto jubilados.

Para el transporte,  y más si vas sólo un fin de semana, vale la pena moverse con el ticket mismo del AeroBus, que es válido durante 24 horas. Una vez agotado, aprovecha que pasas por la plaza de los Restauradores y compra un ticket, haz que te lo marquen en el bus y bájate en la siguiente parada,  y tendrás transporte durante 24h. más, incluído tu vuelta al aeropuerto. Y así ya no tienes que gastar ni un céntimo más en transporte. Realmente económico. Vale la pena comprarlos porque los billetes sencillos, valen 3 € sin más contemplación. Hay otras combinaciones de tarjetas. Elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

Característicos tranvías amarillos en Barrio Alto, Lisboa

Característicos tranvías amarillos en Barrio Alto, Lisboa

La gente lisboeta es amable y te atiende muy bien. Si te descuidas, descubrirás que con quien estás hablando es español o tiene familia en españa. La ciudad, al menos lo más céntrico, se puede visitar en un sólo fin de semana, aunque se quedan muchas cosas por hacer, por lo que es recomendable dedicarle al menos 3 días completos, y así disfrutarlo más con la calma.

Lisboa cansa, y no por exceso, sino porque no te das cuenta y al cabo del día has subido y bajado cantidad de veces sus callejuelas. Moverse en tranvía está bien, pero además, el encanto de perderte por el barrio de Alfama de camino al castillo San Jorge, no tiene precio.

Conclusión: queda pendiente otro fin de semana en la ciudad.

 

[OA-Lisboa]

Artículo anterior

"Soy la tercera persona más viajada del mundo"

Artículo siguiente

Diario de un fin de semana en Lisboa (1a parte)

2 comentarios

  1. Spiderclon
    20 junio, 2011 a 17:46 — Responder

    ¿Me puedes explicar lo de la recarga del ticket para que te valga otras 24 horas mas?
    No lo he entendido.

    • 21 junio, 2011 a 6:27 — Responder

      Hola,

      no es que el ticket valga 24 horas más, si no que cuando lo compras al llegar al aeropuerto, és válido durante 24 horas. Así por ejemplo si llegas un viernes por la tarde, el ticket te servirá hasta el sábado por la tarde. Y si te marchas el domingo por la tarde, no esperes a comprar el ticket para el aeropuerto al domingo por la tarde si no que lo compres hasta 24 horas antes (no apures tampoco) y lo podrás utilizar hasta que tengas que coger el autobús al aeropuerto.

      No sé si me expliqué. Si tienes más dudas me dices.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *