Después de tomar tierra en Gran Roque y aposentarme, ya podía disfrutar de un entorno envidiable. La dinámica en Gran Roque es muy similar en todas las posadas. En Ranchito Power (la mía) el día empieza con un desayuno con frutas, zumos, café… y lo más importante: la elección de la excursión del día. Con Ana es sencillo elegir. Según los huéspedes, y las excursiones que ya se han hecho en los días anteriores, se elige entre todos a dónde ir cada día. Si el destino elegido  no te interesa, siempre puedes ir al embarcadero junto al kiosko (al lado del aeropuerto) y preguntar por otra lancha que te lleve a otro lugar.

Excurisones por los cayos del archipiélago.

Excurisones por los cayos del archipiélago.

Verás que  las islas y cayos tienen nombres tan curiosos como Madrisquí, Francisquí, Nordisquí,… Este anglicismo es debido a sus nombres en inglés, españolizado por los habitantes de las islas. De ahí, Madrid Cay (Cayo Madrid) pasó a llamarse Madrisquí, Nord Cay (Cayo Norte) a Nordisquí... y así con otros tantos.

Los Roques - Mapa del archipiélago.

Los Roques – Mapa del archipiélago.

Las excursiones y posibilidades son grandes. Las hay de medio día y de día entero. Te recomiendo que elijas la opción de llevar la comida que Ana te prepara. Es sencilla, pero la comodidad de tener todo en tu neverita sin tenerte que preocupar de cargar con nada vale la pena.

No te voy a relatar todas las excursiones que hice, porque son algo únicas y tienes que vivirlas. Aunque te hago un repaso de algunos de los rincones con los que te puedes encontrar para que te hagas una idea…

Si vas de camino a hacer snorkeling, es posible que hagan una parada en Noronsquies, donde encontrarás un curioso rancho: Ezequiel, el rancho del amor. En este rancho (le llaman rancho o ranchitos a las chabolas o construcciones similares), vive un tipo solo desde hace ya un montón de años.

Ezequiel, el rancho del amor...

Ezequiel, el rancho del amor…

El buen señor, con pinta de ermitaño, vive de lo que pesca él mismo y ha logrado crear una buena relación con los lancheros de las posadas de los que se sirve para llevarle y traerle o hacerle llegar cosas de primera necesidad. En esta isla se hace una parada para hacer snorkel, pero primero  dedícale unos minutos a leer las escrituras de las paredes e incluso a charlar con este pintoresco personaje.

Detente a leer sus frases pintadas en las paredes.

Detente a leer sus frases pintadas en las paredes.

En esa isla, fue donde me pegué el trago de agua más grande de mis vacaciones. A mis gafas que me habían alquilado les faltaba una pieza y respirar fue como tomar un sorbo enorme de agua directo a mis pulmones… Así, con todas las ganas con las que me sumergí, tragué todo aquel agua y casi me quedo en el intento. Bueno no tanto, pero el susto fue grande y no pude bucear ese día… Así que no dejes de revisar que tu equipo esté en perfectas condiciones antes de salir de Gran Roque.

Cayo de Agua es algo espectacular y al ser uno de los cayos más alejados, suele irse en las excursiones de día entero. Allí se llega para darse un baño y comer después de hacer buceo en Boca Cote. En medio de casi nada, está este cayo, de hecho dos, que están unidos por una pasarela de arena, donde el mar apenas se atreve a pasar de un lado al otro. Pasear por sus orillas bajo el sol es una experiencia increíble.

Cayo de Agua, son en realidad dos cayos unidos por una porción de arena.

Cayo de Agua, son en realidad dos cayos unidos por una porción de arena.

La situación de Cayo de Agua es propicia para deportes de viento.

La situación de Cayo de Agua es propicia para deportes de viento.

Las sombrillas y los protectores solares son imprescindibles (como en todo el parque) para no acabar achicharrado a la parrila. El sol cae implacable y no hay ningún tipo de vegetación para resguardarte. El silencio y el ambiente es algo espectacular. En la mayoría de cayos  no hay ningún tipo de servicio, así que obligatoriamente te tienes que llevar tu bebida y comida.

Dos Mosquises es otra de las islas con una pequeña población estable (aunque muy reducida) y en él se encuentra un centro de interpretación de la vida marina y de recuperación de tortugas. Se paga entrada de 5 BSF así que vale la pena verlo.

Dos Mosquises es una de las pocas islas habitadas y con vegetación.

Dos Mosquises es una de las pocas islas habitadas y con vegetación.

Yo en ese momento decidí no entrar, porque quería darme un baño para aliviar el exceso de sol y sacar algunas fotografías. La verdad es que su playa y aguas son estupendas para pasar el día. Lástima que apenas estuvimos una hora allí.

Los atardeceres son momentos especiales para fotograciar cualquier cosa.

Los atardeceres son momentos especiales para fotografiar cualquier cosa.

Incluso con nubes y sin sol.

Incluso con nubes y sin sol.

En mitad del mar interior de los Roques se encuentra un refugio de pescadores que me sorprendió. Lo han ido construyendo los pescadores para descansar o resguardarse en los momentos de mal tiempo. Es una construcción sencilla sin más pretensión que disfruta de un entorno envidiable y descansar en las largas jornadas de pesca.

Refugio de pescadores en mitad de la nada.

Refugio de pescadores en mitad de la nada.

En uno de los extremos está la letrina, a la que se llega a través de una pasarela. En la parte opuesta te llamará la atención un montón de caracolas de botuto, dicen, de cuando la explotación de este molusco no se controlaba. La verdad es que da la impresión de que el montón de conchas no deja de crecer, pero eso es una suposición mía.

En la pasarela que lleva a la letrina.

En la pasarela que lleva a la letrina.

Allí coincidimos con un par de tipos que habían aparcado su barquito fuera del arrecife y se habían acercado por allí para pescar. El barquito en cuestión  no tenía nada de barquito y parecía un transatlántico en toda regla…

Restos de Botutos. Su pesca y consumo está prohibido en Los Roques.

Restos de Botutos. Su pesca y consumo está prohibido en Los Roques.

Aunque no seas de los de bucear en profundidad, te aconsejo que no dejes de hacer una mañana de snorkeling (buceo en superficie con gafas). Eso sí, asegúrate de que sabes lo que haces, porque los lancheros no se preocupan de si sabes nadar, bucear o apañarte con las gafas y aletas. De hecho nosotros casi perdemos a uno del grupo que se lanzó a bucear sin haberlo hecho antes. Y es que sin preguntar, los lancheros te dejan a la primera de cambio en medio de nada con una profundidad de 20 metros y apartan de allí la lancha sin más. Tampoco llevan una cuerda para recoger a nadie. Fue una suerte que no pasara a mayores y un chaleco salvavidas solucionó el entuerto. Aparte de este pequeño incidente, lo que ves allí abajo es sensacional.

No te pares o pongas de pie en las rocas o corales, porque lo destrozas todo y el coral tarda muchos años en crecer. Muchos. Por supuesto nada de coger un recuerdo. Ya te aviso, para salir del archipiélago, te registrarán TODO el equipaje y te harán dejar cualquier cosa que hayas cogido. Eso si no te cae la multa del siglo. Y sobre todo, mientras bucees, no toques. Mira y no toques. Qué manía tiene todo el mundo con tocar…  Y así pasa, que al coral de fuego no le apasiona que lo toquen y le pegó un picotazo a una australiana del grupo, que flipó para el resto del día y parte de la noche.

Rincón de las estrellas de már.

Rincón de las estrellas de már.

Te recomiendo que dejes Francisquí Medio para el último día. Si tienes la suerte de haber podido coger un vuelo de la tarde, aprovecha tu última jornada en esta isla, que está apenas a 15 minutos de Gran Roque. Es fantástica para relajarte y disfrutar de las últimas horas de este paraíso. No te quedes en la zona donde del restaurante, camina un ratito hacia los manglares de tu derecha (mirando al restaurante) y encontrarás rincones verdaderamente increibles y tranquilos. Verás que en esa isla hay multitud de barcos pasando el día, aun cuando apenas hay un metro de profundidad en algunas zonas.

Rincones de lo más tranquilos para el último día.

Rincones de lo más tranquilos para el último día.

Aprovecha para hacer el lagarto dentro del agua.

Aprovecha para hacer el lagarto dentro del agua.

Para finalizar, date el gusto de comer en el restaurante y luego disfruta de un baño en la laguna (con apenas medio metro de profundidad) mientras esperas a que la lancha venga a buscarte.

Panorámica desde el restaurante. Atrévete con una barracuda a la plancha.

Panorámica desde el restaurante. Atrévete con una barracuda a la plancha.

Asegúrate la puntualidad de la lancha, para no tener problemas con la hora y el vuelo, como me pasó a mí. Si por toda Venezuela cogí un montón de lanchas de isla en isla, que me recogieron con puntualidad suiza, ese día, la lancha se averió (eso quisieron hacernos creer) y se retrasó una hora larga. Por suerte, pude localizar a Anita (de Ranchito Power) y ella se encargó de remover Roma con Santiago para que alguien fuera a recogerme y no perdiera el vuelo.

Una ducha rápida, rehacer la maleta y corriendo al aeropuerto con la sensación de que había podido disfrutar de un verdadero privilegio.

Siempre recordaré aquellos atardeceres tranquilos…

Más fotos de los Roques en mi álbum en Flickr

Más info sobre qué hay en cada cayo | divevenezuela.com

Artículo anterior

Bilbao, mucho más que un buen pintxo.

Artículo siguiente

Restaurante Bascook, licencia para aliñar

26 comentarios

  1. 29 mayo, 2011 a 22:25 — Responder

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Después de tomar tierra en Gran Roque y aposentarme, ya podía disfrutar de un entorno envidiable. La dinámica en Gran Roque es muy similar en todas las posadas. En Ranchito Power (la mía) el día empieza con un desayuno c……

  2. […] guía improvisado en este fantástico país. Con él aprendemos un poco más del paradisíaco Parque Nacional Los Roques, seguro que os apetece daros un paseo por […]

  3. […] guía improvisado en este fantástico país. Con él aprendemos un poco más del paradisíaco Parque Nacional Los Roques, seguro que os apetece daros un paseo por […]

  4. 1 junio, 2011 a 9:23 — Responder

    Compi!, no soy mucho de playa… pero reconozco que leyendo y viendo las imágenes dan muchas ganas de pasar un buen rato ahí.

    Un abrazo!

    Roberto

  5. […] añadiendo comentarios y detalles del viaje del rollo ¡Qué bonito Morrocoy!, ¡me ha encantado Los Roques! o ¡qué bueno el pargo que hacen en la playa de Chuao! Antes de que me preguntara, le conté el […]

  6. […] 22 – Parque Nacional Los Roques: 3 días de paraíso. […]

  7. 13 julio, 2011 a 22:23 — Responder

    Me ha encantado leer tu experiencia en Venezuela!!! Soy de Los Andes Venezolanos pero vivo en Madrid.. un saludo!!!

    • 14 julio, 2011 a 7:04 — Responder

      Me alegro muchísimo que te haya gustado! Tenéis un país espectacular!! Saludos.

  8. 10 septiembre, 2011 a 19:04 — Responder

    Qué preciosidad de lugar.
    Quién pudiera perderse por ahí!!

  9. Joyce
    23 septiembre, 2011 a 3:45 — Responder

    Eres periodista? Excelente crónica….me hiciste vagar por la imaginación e imaginarme estar allí…excelente relato detallado, fresco, para leer hasta el final…

    • 23 septiembre, 2011 a 9:32 — Responder

      Hola joyce!

      gracias por tu comentario. No soy periodista, cuento mis experiencias con ilusión, tal y como las vivo y me encanta que os guste.

      Espero vuelvas por aquí para seguir soñando…

      Saludos!

  10. Flor
    20 febrero, 2012 a 10:37 — Responder

    Holaa!! muchisimas gracias por el blog, es excelente!! de gran ayuda!!!!
    un saludo,
    Flor

  11. Carolina
    27 noviembre, 2012 a 3:25 — Responder

    Me encantó tu blog, es muy útil…proximamente viajaré a los roques pero lo estoy dudando porque le tengo terror a la avioneta. Solo contaste que se habia caido una pero no contaste en sí como fue la experiencia de montarte en una tara de esas…era un avion pequeñito o era de 48 puestos? que tal el trayecto hacia los roques? Saludos!

    • 27 noviembre, 2012 a 15:38 — Responder

      Hola Carolina, no pienses demasiado en la avioneta… son de 48 puestos creo, o al menos las de TUI. Las otras no lo sé. No dejes pasar la oportunidad!!

  12. 30 diciembre, 2012 a 14:26 — Responder

    buah! que bonito, otro sitio para poner el la wishlist de viajes!!!

  13. 15 febrero, 2013 a 10:02 — Responder

    Amigo. Para la próxima vez que visites a Venezuela te recomiendo que recorras todas las playas del oriente venezolano, especialmente el Parque Nacional Mochima (estados Sucre -principalmente es el de mayor extensión territorial del parque, ocupa las tres cuartas partes del parque nacional- y Anzoátegui, las playas del Golfo de Cariaco -Quetepe, Tocuchare, Tunantal, Guaracayar, Valle Solo, Maigualida, San Antonio del Golfo, etc.- y las playas del Golfo de Paria -Carúpano, Playa Medina, Las Aguas de Moisés, etc.-.

  14. ibrahim
    3 junio, 2013 a 0:34 — Responder

    Gracias por tus anécdotas, la verdad contagian de entusiasmo…. me gustaria tomar un paquete que venden de 2 dias pero entiendo que siempre hay que pagar algunas cosas como por ejemplo las comidas no incluidas y si quieres ir a otro cayo….. tu podrias darme una referencia de costo?? digo para que no me agarre de sorpresa por favor… un estimado….

    • 12 junio, 2013 a 18:43 — Responder

      Hola Ibrahim,

      no te puedo ayudar demasiado. Solo que los viajes de medio dia costaban 90 Bsf y los de día entero 120 con la comida incluída. Pero en Venezuela cambian tanto los precios que ahora mismo no te sabría decir. Lo mejor es que contactes con alguien de por allí de la red social couchsurfing.org y que te cuenten.

      un saludo.

  15. laury martinez
    29 julio, 2013 a 19:42 — Responder

    Que buen viaje, siempre he querido ir a los roques, el viaje en avión y el costo me lo impide, pero sobre todo el avión el dinero se consigue, que envidia, como yo muchos venezolanos no conocemos todo lo que tu viste.
    saludos desde caracas.

  16. FAU
    1 octubre, 2013 a 16:03 — Responder

    Hola JD, me interesó mucho tu relato, muy cautivador y curioso.

    Soy estudiante de la Universidad Central de Venezuela (UCV Caracas) y justo ahora estamos trabajando en un proyecto de arquitectura para Los Roques, la verdad me gustaría saber si tienes mas fotos sobre las rancherías que pudiste encontrar (como la del refugio de pescadores).

    Si no es mucho pedir, alguna foto interna y saber si los mismos pescadores te contaron algo de como son sus trabajos y supervivencia de pesca. Te escribiré por otra cuenta.

    Aprovecho para felicitarte y darte las gracias por visitar Venezuela! Un abrazo

    • 10 octubre, 2013 a 14:00 — Responder

      Hola FAU, déjame unos días y te mando algunas fotos que te pueden servir… un saludo!

  17. susana, de argentina
    11 mayo, 2015 a 3:25 — Responder

    Con tu relato reviví mi viaje a Los Roques. Fui casi 20 días, pero estuve todo ese tiempo en el archipiélago. Me di todos los gustos. Curso de buceo y amor de verano incluido. No sé si viste un videoclip que grabó allí un tal Omar Acedo: “Sólo contigo”. Si te gustó Los Roques no te lo pierdas. Está en Youtube, claro. Te va a encantar. Ojalá pueda seguir tus pasos. Estas “crisis” suelen ser fecundas. Buen viaje!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *