Para prepararte tu escapada o viaje, o excursión o como quieras llamarle, vas a necesitar hacer un buen trabajo de investigación. Sobretodo, y antes de empezar con todo este proceso, ten claro que lo que vas a empezar a hacer es parte de tu viaje, parte de la emoción de empezar a conocer el país, ciudad, o lugar al que quieres ir. Sueña mientras preparas tu viaje, imagina como puede ser, disfruta de la incerteza de lo que te vas a encontrar. Y nunca, nunca olvides que fluir es básico para adaptarte y disfrutar al máximo todo lo que finalmente te encuentres en tu camino. Sea o no lo que te habías imaginado, que cuando vuelvas a tu casa, te mires al espejo y puedas ver una cara de felicidad como esta…


Para empezar por algún sitio, e intentar llegar a buen puerto yo te recomiendo que empieces por definir…

Las características principales del viaje. Es una escapada de un par de días, una semana, un viaje corto, largo, un gran viaje… Tener este punto claro, te va a facilitar elegir y definir los siguientes puntos.

Elige 3 ó 4 posibles destinos que sean de tu interés. No te centres sólo en los destinos más turísticos. A veces las zonas menos populares esconden verdaderas sorpresas para el viejero. Según la duración del viaje, las posibilidades son cada vez mayores. Pero no caigas en el error de querer ir muy lejos si tienes muchos días, o quedarte al lado de casa si sólo tienes un par de ellos. El equilibrio y lo que te apetezca en cada momento es lo que cuenta.

Ponle números a tu viaje. Estima un presupuesto adecuado para cada situación. Un viaje no es caro, si al final te sientes bien y feliz con lo que has conocido. Evita viajar tirando sólo de Visa, suele salir bastante caro… La Visa, para las emergencias. Lee en los foros y las páginas especializadas sobre las experiencias de otros viajeros para hacerte una idea de lo que te puede costar un viaje similar. Si tu presupuesto no llega para el viaje que quieres, márcate un objetivo de ahorro mensual y automático en tu cuenta del banco. Parece mentira la cantidad de dinero que se puede llegar a ahorrar en un año…

Según tu destino (o destinos posibles), los días, y tus posibilidades económicas, define el tipo de transporte que utilizarás y el tipo de alojamiento que quisieras tener. Los autobuses, aunque tardan más tiempo, son una gran oportunidad de conocer de cerca la gente del lugar y su forma de vivir. Viajar viendo el paisaje de tu ruta y observar los pueblos, la gente, los campos… no tiene precio.

En cuanto al alojamiento, estudia sus características y tus necesidades. Si vas a permanecer en él durante mucho tiempo, o si sólo vas a dormir en él. Si puedes prescindir de su situación cercana a los puntos de interés que quieres visitar, o si necesitas estar en el mismo centro de interés, porque el transporte no es lo adecuado que debiera ser. Elegir un hotel lejano pero bien comounicado puede reducir considerablemente el presupuesto. En fechas vacacionales, los hoteles de 4 ó 5 estrellas (hoteles de negocios principalmente) estan vacíos y tienen precios muy asequibles. En el hotel apenas vas a pasar el 15% de tu tiempo en el lugar… ¿vale la pena pagar demasiado por eso? ¿Te importa compartir la habitación y/o el baño? Piensa detenidamente si lo único que necesitas es un lugar limpio donde ducharte y dormir, o si lo que te va es el lujo exótico… Participar del couchsurfing es una experiencia muy positiva y económica.

Define tu política de desayunos, comidas y cenas. Comer siempre de restaurante puede encarecer, y mucho tu presupuesto. ¿Incluyes la media pensión en tu reserva de hotel? Ten en cuenta, que comiendo fuera, también te relacionas con la gente del lugar, conoces su gastronomía y te mezclas más con el entorno. Quizá encuentras nuevas oportunidades. En muchas ocasiones, elegir un alojamiento y desayuno te facilita poder hacer lo que quieras el resto del día. Volver para cenar al hotel si éste está lejos de tus puntos de interés puede entorpecer tu “fluir”… No dejes de comer en los puestos callejeros, conocerás el país a través de su gastronomía popular.

Prepara tu equipaje de forma adecuada. No pienses que vas a estar en casa. Una vez que lo tengas hecho, prescinde de almenos el 40% del equipaje que has puesto en él. Si te fijas, la mitad de las cosas que llevamos habitualmente, no las hemos usado al regresar. Ahorra en equipaje y peso. Si lo vas a llevar siempre encima, cuidado con el peso. Evita llevar cosas de valor. Como mucho la cámara fotográfica, y bien camuflada, para que no te delate como turista en según que sitios. Olvídate del portátil, desconéctate, si es necesario, pero si sientes la necesidad de explicar lo que estás viviendo, visita los alguno de los millones de cibercafés que encontrarás en cualquier parte. Es toda una experiencia.Si quieres, mira el equipaje que me llevé para un més por Tailandia, Malasia y Singapur.

Estudia cómo te vas a mover una vez llegues a tu destino. Ten programado cómo vas a llegar a tu hotel y cómo vas a volver a él. Y cómo irás al aeropuerto para volver a casa. Ten en cuenta que los vuelos, son más baratos a las horas que menos gente vuela, es decir, cuando menos provecho le puedes sacar a tu estancia en el lugar de destino. Entonces… quizá tienes que plantearte elegir unos horarios y destinos atípicos, si lo que quieres es ahorrar.

Adquiere una guía de la zona, país o sitos a los que vayas. Son una buena opción para empezar a soñar con tus vacaciones, sobretodo si se trata de un viaje largo o gran viaje. En todo caso, una buena guía te puede sacar de muchos apuros. De todas formas, no creas que lo que salga en ella va a misa. Contrástalo, compara entre guías y blogs de viajeros. Saca tus propias conclusiones y atrévete a salirte del itinerario “típico” que marcan (sin olvidar las precauciones de seguridad establecidas en cada sitio, claro). No olvides revisar los recursos que hay en internet. Quizá encuentres tu guía perfecta (y gratuita) donde menos te lo esperas.

LO MÁS IMPORTANTE: Cuando viajes al pueblo de al lado, o a la otra parte del mundo, una buena idea es olvidarte de tus prejuicios, tu cultura, tus orígenes, tu forma de ver la vida, tus formatos de cómo son o debieran ser las cosas que ves. Cuando viajas, tú eres el invitado. No juzgues NADA. Obsérvalo todo como un mero visitante, sin evaluarlo ni intentar medirlo según los parámetros que tienes en tu vida. Sólo fluye, observa y participa del camino. Deja tu mente abierta.

Podría estar soltando consejos prácticos (o no tan prácticos) durante páginas y más páginas. Ya os los iré ampliando. Por ahora, esta es una buena forma de empezar. Y sobre todo, dedícale horas sueltas, pero no maratones (evita saturarte y agobiarte) a buscar tus vuelos, hoteles, coches de alquiler, paquetes vacacionales o lo que necesitéis… Al final de la página tenéis un buscador integrado super útil donde se recogen, vuelos, hoteles, paquetes vacacionales, alquiler de coche e incluso entradas a algunos parques de atracciones. ¡Todo en uno!

Si tenéis dudas y os puedo ayudar, dejarme un comentario, y vemos qué podemos compartir.

Y ya por acabar, si quieres, intenta tener presente este mensaje:

“Ama lo que haces, fluye y sueña mientras lo haces.”

No sé a quién atribuírsela, pero ahí está para quien quiera cogerla y llevársela de viaje.

¡BUEN VIAJE!


10 comentarios

  1. Erinés
    14 julio, 2012 a 8:03 — Responder

    Hola José David:
    Primero de todo felicitarte por tu blog, llevo un tiempo leyendo blogs de viajeros porque en octubre me voy con mi marido a Tailandia 27 días y me estaba informando, pero desde que encontré el tuyo estoy enganchada.
    Vivimos en la provincia de Barcelona, pero yo soy Venezolana, decirte que tu relato de viaje por Venezuela me gustó mucho, yo vivía cerca de Maracay y me has hecho recordar muchas cosas de mi tierra.
    El viaje por Tailandia lo tengo más o menos planificado, lo único que tenemos es el billete del 5/10/2012 AL 2/11/2012, pero he tratado de hacerme una ruta. Subiremos de Bangkok a Chiang Mai en tren y autobús haciendo paradas (10 días), bajaremos al sur en avión (10 días) y volvemos a subir en tren a Bangkok para pasar los últimos días; es lo que tengo más o menos pensado. El norte lo tengo más pensado que el sur, y quería que me dieras algun consejo para el viaje, sobre todo del sur porque queremos huir de las aglomeraciones turísticas y conseguir tranquilidad y buenos precios. La idea de viaje es calcada a la tuya, viajar en tren y autobús, buscar buenos precios y sobre todo disfrutar del país y su gente.
    Muchas gracias y todo consejo me servirá de ayuda.
    Espero que sigas viajando y disfrutando del mundo.

    • 16 julio, 2012 a 8:00 — Responder

      Hola Erinés,
      me alegra leer tu comentario. Mira, primero de todo, en las fechas que viajas, ten en cuenta que puede haber fuertes lluvias. En teoría el monzón no tiene que impedir tus movimientos por el país, pero el año pasado la cosa se puso peor en esas fechas. Símplemente tenlo en cuenta y sé flexible para adaptarte a lo que te encuentres. Siempre hay alternativas de transporte.

      En el sur, si lo que quieres es tranquilidad prescide de Phuket (al menos de la parte más conocida), islas Phi Phi y similares. Yo si volviera me estaría más días en Railay, en la costa de Krabi. En breve publicaré algunas cosas de allí. Fue todo un descubrimiento y sale bastante bien de precio. Probad Ko Tao al norte de Ko Pagnan que es muy pequeñita y dicen que tranquila. Yo no pude ir porque me pillaba fuera de ruta.

      Ya me contarás!

      un saludo.

  2. Maria Antonieta Lucena
    23 agosto, 2012 a 20:54 — Responder

    Hola José David, saludos desde Bélgica!

    Soy Venezolana y estaba buscando información sobre Ranchito Power cuando encontré tu blog. Demás esta decirte que me ha encantado, especialmente tu resumen sobre mi país. Me alegra que te haya gustado! Yo también soy una adicta de viajar, viajo mucho por mi trabajo y por placer también, no hay nada mejor!

    Un abrazo y cuando vengas por Bélgica me avisas para recibirte y mostrarte mi pais adoptivo!

    Maria

  3. 18 mayo, 2013 a 2:05 — Responder

    Buena info para el viajero. Parece sencillo planificar un viaje, pero no.
    En nuestras visitas a San Pedro de Atacama en el norte de Chile, debemos considerar muchos de los aspecos más logística y, adicionalmente el factor de la puna o altura. Ojalá tengan tiempo para viajar y conocer más sobre Chile y, especialmente de San Pedro de Atacama.

  4. rocio
    19 noviembre, 2013 a 18:30 — Responder

    Esto es genial,Todas las incógnitas que te suelen preocupar en cuanto a los
    tránsitos en aeropuertos, entradas, salidas etc. estan resueltas.
    Gracias chico, sigue por favor.

    • 23 diciembre, 2013 a 10:28 — Responder

      Gracias Rocío! este es el tipo de post que siempre te recuerda cosas que luego se te pasan y te arrepientes. Hay que repasarlo de vez en cuando.

  5. Gilbert
    10 enero, 2014 a 19:52 — Responder

    Señor David,
    Gracias por la información sobre la preparación de un viaje. En mi siguiente viaje a un lugar lejos voy usar sus pistas, pero yo tengo dos preguntas sobre destinaciones más familiares. Primero, ¿como podrá preparar un viaje a una ciudad que ha visto muchas veces? Por ejemplo, ¿si vivió cerca de Barcelona y viaja a la ciudad por un día cada mes, que tipo de plan creará?
    También, ¿como preparará unas vacaciones en un pueblito donde tiene familias? Frecuentemente visito a mis abuelos en una ciudad en Kansas, y es difícil apreciar la región porque es más o menos familiar. ¿Que tipo de plan puedo crear para mi próximo viaje?
    Gracias,
    Leonardo

    • 12 enero, 2014 a 16:53 — Responder

      Hola Gilbert… buena pregunta! Vivo en Barcelona y a veces cuesta descubrir y salirse de lo más típico de la ciudad. La mejor forma de hacerlo es conocer gente nueva que te muestre y comparta contigo las cosas que hace. De esta forma siempre verás la ciudad desde un ángulo diferente. Si la destinación es familiar y viajas con los hijos, no quieras que hagan lo que harían los adultos cuando viajan…llevan otro ritmo e intereses diferentes… Échale un ojo al blog somosviajeros.com es de un gran “viajero” familiar.

  6. Amanda
    13 enero, 2014 a 19:47 — Responder

    ¿Hola, como está Sr. José David?
    Me gustó su blog y pensé que fue muy informativo. Quiero viajar después de graduarme del colegio y estoy tratando de decidir adónde ir. Su blog es muy útil porque yo aprendí muchos consejos sobre viajar. Yo aprendí a preparar emocionalmente y físicamente para un viaje. También, yo aprendí como mejorar la experiencia de viajar.
    ¿Adónde va a ir siguiente? ¿Usted a tenido una experiencia mala mientras viaja? ¿En su opinión, que es la cosa más importante cuando viaja? ¿Dónde esta su destinación favorita?
    Muchas gracias. Adiós.

    • 14 enero, 2014 a 15:01 — Responder

      Hola Amanda, me alegra saber que te es de utilidad. Seguro que haces un viaje estupendo. En un viaje siempre hay experiencias de todos tipos, y malas por supuesto que también.
      Quizá lo más importante al viajar (en mi opinión) es saber dejar el prejuidio o la idea preconcebida de lo que te vas a encontrar, lo que quieres enocntrarte, porque tienes muchos (muchos) números de que no se parezca nada en lo que te imaginas. Estar abiero al cambio, a improvisar y a disfrutar del camino, no solo del destino.
      Ya me contarás cuando hagas tu viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *