El Archipiélago de Los Roques junto con Isla Margarita, La Orchila y el Archipiélago de las Aves van a ser nacionalizadas por el gobierno Venezolano. Ha sido impactante recibir esta noticia,  y tras leerme las informaciones relacionadas (algunas de aquí, otras de Venezuela) no puedo negar que siento una cierta tristeza.

El objetivo del Presidente venezolano (Húgo Chávez) es el de “liberar” ese territorio  “ya que eso no puede ser para los ricos nada más”. Hasta ahí no me parecería mal, si no fuera por los antecedentes en: el Parque Nacional Morrocoy, la petrolera de Puerto la Cruz, Canaima, Salto Ángel… y como me contaron gente de aquellos lugares, otros tantos ejemplos de “liberaciones” (léase expropiaciones) a pequeños empresarios o comerciantes con dos tiendas de barrio, gente que ha trabajado toda su vida para lograr lo poco que habían conseguido y que en aras “del pueblo”, el gobierno venezolano, expropia y en muchos casos (comprobado personalmente in situ) reparte entre los suyos, destruye o degrada.

El caso de Los Roques me ha dolido en especial porque he conocido a algunas de esas personas a las que Húgo Chávez ha llamado hoy “extranjeros” en su encadenamiento televisivo habitual (en el que anula durante horas la señal de todos los canales de televisión del país, para transmitir sólo la suya). Estas personas  son emigrantes europeos de la segunda Guerra Mundial que llevan más de 45 años trabajando en el y país  para llevar sus vidas adelante y las de los que trabajan con ellos. Me acuerdo especialmente de Anita, una italiana propietaria de la Posada Ranchito Power quien nos explicaba los sudores que habían tenido que pasar para conseguir que Los Roques fuera lo que es hoy en día. Y ahora van a expropiarle todo por lo que ha trabajado toda su vida…

En cuanto a los oriundos del lugar, de los que el Presidente venezolano dice que  “hasta ahora los únicos pobres que estaban ahí eran los que servían a los ricos”, por lo que allí ví trabajaban junto con los extranjeros y todos se ganaban muy dignamente sus salarios, en condiciones, que ya les gustaría tener a otros muchos venezolanos. Habrá que ver ahora cómo y de qué manera, se emplea toda esa gente y si no sucede como pasó en infraestructuras turísticas liberadas anteriormente, y que ahora prácticamente han desaparecido o son precarias (véase Chichiriviche y alrededores). En Los Roques, como en pocos (ninguno) sitios de Venezuela, se había logrado organizar y preservar un paraíso en un frágil equilibrio entre el negocio, la vida marina y las personas.

Ahora, toca nacionalizar Los Roques y “Pronto comenzarán a llegar niños, niñas y familias” y que “los yates recuperados a banqueros fugitivos serán utilizados para cubrir las rutas en esa zona”. Y no me parece mal la idena ni es que esté en contra de que todos tengan las mismas oportunidades y se trabaje para construir para TODOS, pero no a costa de quitarselo al que ha logrado construírlo con esfuerzo durante toda su vida. Por lo menos, a mí, me suena entre otras cosas,  a populismo bolivariano barato (Si Simón Bolívar levantara la cabeza…) Y visto lo visto en Venezuela, miedo me da.

Seguro que muchos no estaréis de acuerdo conmigo, seguro que me falta mucha más información y conocimiento del país, pero desde la distancia y mi experiencia en él (y verás que sólo he hablado de lugares en los que he estado y relacionado con su gente), esta es mi opinión. El tiempo que todo lo cura, menos la estupidez humana, nos dirá.

Ese único rincón de paraíso, que se escapaba del control populista de Hugo Chávez, ha muerto. Descansen en paz, Los Roques.

 

Solomillo de cerdo con salsa de vino de Málaga.
Artículo anterior

Restaurante MR1 en Málaga.

Artículo siguiente

Visitando el Camp Nou por primera vez.

3 comentarios

  1. 14 diciembre, 2011 a 10:13 — Responder

    Las políticas populistas son muy malas y más cuando en realidad es quitarlo para repartirlo entre los afines al régimen. Una autentica lástima…

  2. Susana Guzman
    30 julio, 2013 a 22:57 — Responder

    Tenes mucha razon,comparto tu opinion. Da mucha rabia eso de las expropiaciones.Quienes son para quedarse con lo tuyo? con lo que lograste con tu esfuerzo?
    Espero que ahora que ya no esta Chavez,eso se termine de una buena vez.

  3. Rosario
    20 abril, 2014 a 19:33 — Responder

    Agradecida a Dios por darme la oportunidad de haber nacido en esta “Tierra de Gracia”, Venezuela, donde el único mal del país han sido sus políticos, caudillos y ahora esta desgracia que nos ha caído con el socialismo del siglo XXI que es el comunismo, cuerda de ladrones, corruptos, enchufados.

    En este paraíso que es nuestro país, sus enormes riquezas, los inmensos recursos naturales han sido su desgracia y los venezolanos nunca entendimos hasta ahora, lo que perdimos por nuestra indiferencia, dejando a otros lo que nos correspondía hacer a todos.

    Gracias por contar tu viaje y experiencias, encantada de que te haya gustado lo poco que viste y visitaste de mí país.

    Si regresas, aún puede que existan los hatos y las reservas biológicas de los llanos venezolanos (imperdible) y quizás, puedas admirar el páramo, las lagunas y las cumbres andinas desde el teleférico más largo y alto del mundo o hacer una visita al Sur del Lago de Maracaibo para que observes el Relàmpago del Catatumbo, record Guinnes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *