La Alcazaba de Málaga esconde muy cerquita de sus muros, un restaurante sorprendente. El MR1 es un restaurante actual de cocina tradicional malagueña. A mi llegada de noche al restaurante, me llamó la atención  ver la Alcazaba iluminada y con la ciudad de Málaga a sus pies.

El restaurante MR.1 a la derecha. al fondo la Alcazaba de Málaga.

El restaurante MR.1 a la derecha. al fondo la Alcazaba de Málaga.

Si puedes, antes de entrar a cenar (también se puede cenar fuera) no dejes de disfrutar de las vistas con una copita de vino de la Sierra de Ronda o un vino blanco de Mullina.

El salón del restaurante con toda la cristalera con vistas a la ciudad.

El salón del restaurante con toda la cristalera con vistas a la ciudad.

El menú, especialmente preparado para un selecto grupo de blogueros afortunados del #TBMAGP, fue todo un acierto. Vinos, ingredientes y recetas de la tierra segun las recetas tradicionales, ayudadas con una presentación moderna y actual.

Ensalada malagueña con aceitunas negras, naranja de la vega del Guadalhorce y cebolleta crujiente.

Ensalada malagueña con aceitunas negras, naranja de la vega del Guadalhorce y cebolleta crujiente.

Croquetas de salchichón de Málaga con mermelada de tomate dulce.

Croquetas de salchichón de Málaga con mermelada de tomate dulce.

Solomillo de cerdo con salsa de vino de Málaga.

Solomillo de cerdo con salsa de vino de Málaga.

Si tuviera que elegir un plato de todos (cosa bien difícil) me quedo con las croquetas de salchichón de Málaga… ¡Cómo algo tan aparentemente comun puede estar tan rico!  Aunque el ajoblanco, la ensalada malagueña….

Y como uno es goloso, pues no te cuento el Bienmesabe, un postre típico malagueño (aunque también en otras zonas, como en Gran Canaria), que en cada casa preparan de una forma diferente. Este estaba hecho a base de cabello de ángel, una crema de algo y no sé qué más que estaba espectacular.

El bienmesabe. No pude esperar a hincarle el diente antes de hacerle la foto.

El bienmesabe. No pude esperar a hincarle el diente antes de hacerle la foto.

Sólo encontré algo mejorable, y es la iluminación. El salón de dentro lo encontré excesivamente en penumbra. Quizá para una cena romántica, perfecto. En nuestro caso (una simple reunión de compañeros blogueros), nos costaba un poco vernos las caras. Por lo demás, disfruté de un servicio excelente y una sensacional cena con recetas extraordinarias que aunque ya las conocía, fue como comerlos por primera vez.

Más información sobre la actividad del restaurante en las redes sociales y sus menús y demás aquí.

Foto de la Alcazaba | Egoitz (nomaders.com)

Artículo anterior

Ayutthaya: templos, ruinas y perros rabiosos.

Artículo siguiente

Réquiem por Los Roques.

2 comentarios

  1. 15 diciembre, 2011 a 14:19 — Responder

    ¡Qué bueno!

  2. […] unos meses, en mi visita a la ciudad de Málaga, pude disfrutar de una sensacional cena en el Restaurante MR1. De entre todo, me gustaron mucho sus croquetas de salchichón de Málaga. Y esta gente, que son […]

Responder a Las benditas croquetas del Restaurante MR1 de Málaga | Viajar, comer y amar – Blog de viajes, gastronomía y más para disfrutar de tus viajes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *