No son pocos (mi madre la primera) a los que se le han caído las orejas al contarles, que aunque vuelo bastante a menudo, tengo miedo a volar. No se trata de pánico o fobia, ni de un estado catatónico tal que me impida subirme al aparato, pero sí el suficiente estado de nervios como para que un vuelo se convierta en una experiencia más traumática de lo deseable. Mi peor momento es el despegue. Lo siento, no me fío ni un pelo de los mecánicos que han revisado el aparato…  ¿y si el piloto tiene un mal día? Vamos…

Aterriza como puedas, una de mis películas favoritas.

Aterriza como puedas, una de mis películas favoritas.

Y es que volar solo (es lo que tiene viajar solo) es un problema. No tienes con quien distraer la cabeza para no estar pendiente de los ruidos, los movimientos o de si las luces de los cinturones se encienden o no. En ocasiones he pensado… pues le empiezo a hablar al tipo de al lado y ya está. Pero claro ¿qué le digo? Oye mira me estoy poniendo malísimo porque creo que el aparato se va a caer de un momento a otro ¿puedo tirarte de los pelos y gritar? Sería poco glamuroso.

Otro punto crítico del vuelo es el momento turbulencias. Aparece el pellizco en el estómago, me sudan la manos y se acelera el pulso. Es un miedo irracional, pero ahí está. Intento despejar la cabeza viendo alguna película pero soy incapaz de centrarme en la trama y paso a leer el eBook, pero se me pierde la vista entre las palabras y no entiendo ni , y entonces miro las fotos de la revista de la compañía aérea. Y así me paso el rato, inmerso en una espiral absurda (y cada vez más acelerada) hasta que paran las sacudidas del avión. Reconozco que en ocasiones es agotador.

Así que tomándomelo con buen humor, voy a asistir a un curso para perder el miedo a volar. Dos días de curso en el que  la empresa encargada  (Wolters Kluwer) en colaboración con Iberia van a ayudarme a volar sin miedos.

¿El grupo en el vuelo de práctica?

¿El grupo en el vuelo de práctica?

Entre otras cosas, el curso incluye la visita a los simuladores de vuelo de Iberia, charlas técnicas con  pilotos experimentados, atención psicológica y una parte práctica. Nos hacen volar  (en business, dicen) de Madrid-Barcelona-Madrid. Espero que no pillemos turbulencias porque todo un grupo de ansiosos con más o menos  miedo a volar puede ser un festival. Sólo echo en falta que en el precio incluyan la noche de hotel.

Para colmo no he tenido más remedio que comprar un vuelo del puente aéreo Barcelona-Madrid para poder llegar a tiempo. Tengo  tres horas y media para salir de la oficina, meterme en un avión y plantarme en los simuladores de vuelo. Si quieres caldo, toma dos tazas. No sé si las turbulencias, pero el estrés lo tengo asegurado. Ya os contaré como va la experiencia. Dicen que los resultados son estupendos y espero que mis vuelos se transformen en algo relajado y tranquilo de lo que disfrutar a partir de ahora.

Disculpas por el tono un tanto machista de la foto...

Disculpas por el tono un tanto machista de la foto…

Por si quieres ir echándole un ojo, este es el programa del curso.

 

Fotos: elbragon, solopsicologia.com, podervolar.org, danielnared.com, rtve.es

 

 

Artículo anterior

Los caballos en las familias nómadas de Mongolia

Aterriza como puedas, una obra maestra de la aviación.
Artículo siguiente

Perder el miedo a volar (1 de 3) - Con sentido del humor (vídeo)

21 comentarios

  1. 21 marzo, 2013 a 0:06 — Responder

    A ver, volar en avión no es lo mismo que subir a un autobús. No tengo miedo ni pánico a volar tan exagerado pero ya no lo disfruto como antes cuando era pequeña me encantaba. Ahora no me quedo tranquila hasta que no se apaga la señal de cinturones que significa que todo esta bien y no miro hasta ese momento por la ventanilla sobretodo cuando salgo de Palma que lo que se ve es el mar. Pero eso es algo que me pasa también en tierra si estoy encima de una masa de agua, no tiene que ver con el volar. Y una cosa tengo clara como coja miedo a volar ya se me acabaron los viajes. Así JD haces bien de poner remedio a eso antes de que sea demasiado tarde, y lo de viajar solo no eres el único. No se trata de quedarse en casa por no tener con quien viajar. ;)

    • 21 marzo, 2013 a 15:02 — Responder

      Ya ves Judith que siempre hay cosas que ir superando. A mí me pasó igual, antes volaba sin problemas, pero desde hace unos años, me ha ido costando cada vez más. Será la edad… :-P

  2. Andrea
    21 marzo, 2013 a 10:59 — Responder

    Me ha encantado este post, me siento totalmente identificada!, ya pensaba que era la única!!, como a ti, me gusta mucho viajar, y en más de una ocasión, si iba sola, he tenido que contar hasta diez para no preguntar al que estuviera a mi lado: “¿puedo tirarte de los pelos y gritar?” jajaja. Lo reconozco soy el huevito gritón ;)

    Es estúpido pero yo para tratar de relajarme (un poco) desde que entro al avión voy analizando los gestos de las azafatas, no las pierdo de vista, por si atisbo algún signo de preocupación en ellas…entrar en el más absoluto estado de pánico. Me encanta verlas sonrientes y tranquilas.. pero siempre me espero lo peor. :S

    El problema del miedo a volar es que como todos los miedos irracionales suelen ir a más, yo por lo menos cada vez me voy sintiendo más limitada por él, hasta el punto que cuando me proponen un viaje inmediatamente lo traduzco a horas de vuelo, ¡!y eso no puede ser!!, Asique me parece una idea estupenda lo del curso! no sabía que había cosas así, es genial. Yo con que alguien me diera la seguridad de porqué un cacharro así se puede mantener en el aire, y no caerse, y creérmelo! Ya me doy con un canto en los dientes . Nos contarás que tal verdad?…que yo también quiero perder el miedo a volar!!… aunque sólo sea un poquito :D

    • 21 marzo, 2013 a 15:03 — Responder

      Andrea ya os contaré cómo va el tema y cómo me “cuidan” los responsables del curso… dicen que son muy majos. A ver… Un saludo!

  3. 22 marzo, 2013 a 0:03 — Responder

    jaja, ojala ese curso te quite la fobia que tienes a las alturas J.D!! A mi si me hacen lo de la última foto me apunto al curso ese…. ;-)

  4. 7 abril, 2013 a 15:34 — Responder

    Una vez que despega el avión yo sólo pienso “ahora ya está, no hay vuelta atrás así que si se cae se cae o sea que toca disfrutar”

  5. […] ya te avancé el otro día, finalmente me decidí a hacer un curso para perder el miedo a volar. Mis frecuentes viajes y la necesidad de tener que coger aviones me estaba haciendo disfrutar un […]

  6. […] ya te avancé el otro día, finalmente me decidí a hacer un curso para perder el miedo a volar. Mis frecuentes viajes y la necesidad de tener que coger aviones me estaba haciendo disfrutar un […]

  7. […] ya te conté hace unos días tengo miedo a volar. Bueno, creo poder decir que ahora ya mucho menos. Pero no nos adelantemos a las conclusiones y […]

  8. Alejandro Ramo
    18 julio, 2013 a 2:29 — Responder

    Cuentanos como te ha ido el curso por favor!!
    Tengo que viajar en Octubre a Chile (20 horas aprox) y estoy de los nervios ya.
    He volado innumerables veces pero desde el viaje de ida de NY con las turbulencias en medio del Atlantico, sale el hombre de cabina a calmarnos a todos, dos chicas que tenían más miedo que yo a los lados, etc.. ya no he podido quitarme el miedo.
    Estuve estudiando en Alemania. Viaje pa’ aqui, viaje pa’ allá, con escalas en Zurich, por los alpes suizos (terrorífico).
    Cuando vi el curso ese por primera vez, te recomiendan a tomarlo si cumplias alguna de las preguntas de la página web inicial, y las cumplia todas; sudoracion en las manos, TODO! Intento dormirme antes de que inicie el vuelo y es imposible, no me puedo distraer. Eso si, totalmente recomendado para perder peso, unos sudores las tres horas de vuelo… Ahora serán 20. Por favor, cuentanos tu experiencia o si es verdad que funciona o si en casos extremos no funciona, o no le funciono a alguien y la duracion y todo porque el siguiente es en Octubre y no se si llego ya.
    Por favor, necesito ayuda seriamente.
    Gracias de antemano

  9. Alejandro Ramo
    18 julio, 2013 a 2:35 — Responder

    Estamos a Julio y el viaje es en Octubre y ya estoy sudando a chorros solo de pensarlo. Y las manos…. puff..
    El último viaje largo, a México, estuve las 13 horas tragando techo y películas. No quiero pasar otra vez por esa experiencia. Porque además son 20 esta vez. Sin dormir, y luego llegamos allí de día y tu llevas 20 horas más el día anterior sin dormir, etc. Como para que te suban a 3000 metros de altura y me de algo.
    Por favor, si alguien se ha quitado el miedo de verdad, que contacte conmigo.

    • 26 julio, 2013 a 13:34 — Responder

      Alejandro, te recomiendo hagas algún curso como el que yo hice. Tus vuelos cambiarán radicalmente. Eso sí, con la práctica. Un saludo.

  10. conchi
    29 julio, 2013 a 13:40 — Responder

    me he sentido muy identificada, yo también suelo viajar mucho, y muchos amigos no se creen que etngo miedo a volar, pero me pasa exactamente lo mismo que a ti, sufro en el despegue y luego estoy en tensión todo el vuelo….. y lo maloes que antes no era así, pero cuanto más vuelo, más miedo tengo, voy a ver en tus otros post que tal ese curso de iberia

  11. buti
    17 noviembre, 2013 a 23:38 — Responder

    hola,yo hice el curso porque nadie quería viajar conmigo ya porque ha veces tenia tanto miedo que no había nadie que me hiciera subir al avión…el curso esta bien,solo dicen que hay un 2% que no lo supera,he seguido volando,pero también he perdido algún avión….supongo que soy de ese 2%

    • 23 diciembre, 2013 a 10:26 — Responder

      Buti, de verdad que los siento. En mi caso, el curso ha funcionado muy bien. De todas formas es algo que hay que “trabajar” viaje a viaje, porque la mente está ahí siempre para jugarte malas pasadas…

  12. buti
    17 noviembre, 2013 a 23:45 — Responder

    Alejandro como fue el vuelo a chile? espero que bien, yo si tuviera que volar 20 horas me sudarían hasta las orejas, un saludo

  13. Pedro
    25 enero, 2014 a 13:29 — Responder

    Yo no nunca he viajado en avión, si pueden denme un consejo q hago cuando despega, cuando voy volando y cuando baja, por favor, ah, puedo caminar adentro cuando el vuela?

    • 26 enero, 2014 a 17:11 — Responder

      Hola Pedro,
      lo mejor es que no pienses en nada más que en lo extraordinario de poder estar ahi dentro y volar… lo demás, intenta disfrutarlo sin pensar demasiado. Cuando vuela, una vez ha llegado a una determinada altura, se apagan las indicaciones de cinturón de seguridad y entonces te puedes levantar y caminar, claro, aunque no hay mucho sitio donde ir.

      Espero lo disfrutes cuando vueles!

  14. […] Sí, tengo miedo a volar… ¿Y qué? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *