No busques los días anteriores, no he escrito nada aquí. Me ha faltado energía para ponerme delante del ordenador a contarte. He preferido esperar para escribir.

Sigo solo en la isla, me refiero sólo en cuanto a personal y socios relacionados con el hotel. El personal aun no quiere venir, porque corre el bulo de que preveen un gran terremoto para el día 26 incluyendo tsunami por el mismo precio. Hasta el gobierno ha tenido que emitir un comunicado oficial desmintiendo que tal predicción sea factible por ningún país del planeta, porque sencillamente, no existe la tecnología para hacerlo. Así que a esperar me toca hasta el día 27. Ya te contaré si hay tal terremoto y tal… Por si acaso no he barrido la el jardín. Trabajar para nada, paso.

Estado de la cocina.

Mientras tanto, he estado limpiando la nevera de la cocina del hotel. Estaba ya a punto de poder caminar sola al grito de “ven!”. Lo más difícil ha sido deshacerme de la basura. La isla empieza a tener un problema con ella, porque todavía no hay servicio de recogida. No he querido hacer como el vecino, que vació las neveras de su restaurante, dejó 6 grandes bolsas de basura en la calle y se lagó de la isla. Finalmente he tenido que hacer un hoyo y echar ahí mi basura para mientras tanto no se llene todo de moscas y malos olores.

Los huevos están ahí, en la esquina.

La cocina está destrozada por dentro y por fuera. Mi cocina que tantas horas de trabajo me costó terminar y poner en marcha. Columnas reventadas y paredes partidas. Todo caído. Un desastre. Curiosamente, sólo se ha roto un vaso y una botella de zumo de cristal fino. Bueno, también una docena de huevos ha quedó aplastada por una baldosa que cayó de la pared. Podría haber sido peor.

Mañana intentaré sacar la nevera. Si algo se desploma encima la puede romper y vale un dineral. Estando solo, sólo he podido sacar el horno, guardar algunos electrodomésticos y vaciar la despensa.

El edificio de la cocina es el más dañado. Se ha partido la escalera de hormigón armado, se han torcido columnas de la estructura base y las juntas están todas reventadas por el esfuerzo del movimiento. La habitación del generador está partida, ha caído la pared y aun no he podido acceder al foso para comprobar si el pozo séptico sigue entero. Intuyo problemas, pero por ahora no huele a muerto. Hay esperanza.

Respecto al piso superior del edificio de la cocina… Pues una pared está caída sobre el acceso a la habitación de arriba. por lo que aun no he podido ver en qué estado está. Por fuera, aunque en pie, las paredes están afectadas y va a haber que tirar alguna abajo. El tejado de madera sobre la terraza y el baño se ha desplomado por uno de sus lados, pero creo que será recuperable. Curiosamente, teníamos previsto rehacer ese tejado antes de la temporada de lluvias por los problemas que teníamos con las goteras. Ahora se queda como está, toca priorizar los gastos… Dentro de la habitación ni idea pero por lo que me contó el la persona que recogió las cosas de los huéspedes que allí estaban la noche del terremoto, debe estar de órdago.

La torre de servicio, donde están las bombas de agua y la oficina en el piso superior está intacto, el único que diseñé yo mismo 100%. Qué casualidad…

Por suerte, y gracias también creo yo, al refuerzo extra en las columnas que hice instalar antes de montar las paredes, la planta baja del edificio principal (donde está la recepción, el back office y la habitación con piscina privada) está intacta. Hay que arreglar una grieta en la pared de la habitación, recoger la unidad exterior del aire acondicionado que se ha caído… pero poco más. El piso superior ya es otro cantar:

Ventanal desplazado fuera de su posición inicial.

La master suite sigue en pie, aunque bastante dañada. No ha colapsado nada, por suerte, pero las paredes de la habitación hay que tirarlas abajo seguro. Una de las columnas ha reventado por la mitad y va a haber que hacer algo gordo para repararla. La estructura de madera del ventanal y la terraza está toda desencajada y desplazada. He atado una cuerda para tensarlo con un torniquete y evitar que colapse en la terraza, pero yo sólo poco efectivo puedo hacer. Los cristales intactos, por suerte. Va a tocar desmontarlo y reforzarlo a saco. El baño, al menos por fuera parece todo bien. Cuando probemos el agua y las tuberías vamos a flipar. El cielo raso de yeso con los ojos de buey se ha ido a la porra.

Ha quedado un ojo de buey.

La columna está partida por la mitad e inclinada hacia fuera. Amenaza desprendimiento.

Ventanal y estructura de la habitación principal desencajada.

La piscina propiamente dicho parece que está bien, no he visto grietas aparentes y mantiene el nivel del agua. Pero las tuberías bajo tierra, la bomba y los filtros están bajo los escombros el almacén que se ha derrumbado encima. No he podido mirar dentro en detalle. Tengo pocas esperanzas de que el sistema funcione.

La gran pared de fondo de la piscina se ha desplomado. El contratista no construyó el anillo de seguridad que cierra la estructura en la parte superior, así que al caer la pared, se ha llevado también las columnas por delante. La parte que aun queda en pie, está inclinada y amenaza con caer. No creo que se pueda salvar si no le hacemos nuevos cimientos y columnas en la parte trasera.

Muro posterior de la piscina caído, afortunadamente hacia fuera.

El almacén con las bombas y filtro de la piscina se ha derrumbado.

Pues esto es lo que ha quedado tras dos largos años de trabajo y mucho dinero durante la construcción…

Mañana vendrá un ingeniero desde Bali para revisar los edificios y proponer soluciones para reconstruir lo que se pueda salvar. Es optimista tras ver las fotos. Todos lo son, hasta que vienen y se encuentran frente al pastel. Ya te contaré…

 

AYÚDANOS A SEGUIR, POR FAVOR.

Para seguir adelante de este desastre necesitamos de tu ayuda. Por favor, si quieres, puedes colaborar. The Mandana Gili Air es todo lo que tenemos. El trabajo de los empleados y su reconstrucción de pende vuestra ayuda.

Queremos regalar noches en el hotel a todas las personas increíbles que ya han hecho su aportación desinteresada para  ayudar al personal y a iniciar los trabajos de reconstrucción para que puedan conservar sus salarios. Es lo mínimo que podemos hacer. Puedes colaborar en esta página:

https://www.gofundme.com/never-give-up-gilistrong

  • Todas las donaciones inferiores a 100€ tienen una noche de hotel gratis y un abrazo redondo.
  • Con las donaciones de hasta 200€  dos noches de hotel gratis desayuno incluído y también, el abrazo, claro.
  • Donaciones de entre 400€ – 500€   4 noches gratis en el hotel con el desayuno incluído.

En cuanto pueda empezaré a mandar por email los “vouchers” para que haya constancia de la donación y el regalo.

Por favor, seguid compartiendo en Facebook, Twitter, WhatsApp… Seguir con vuestro apoyo y energía, porque de verdad que tanto yo, como mi equipo la necesitamos.

 

 

 

 

 

Artículo anterior

The Mandana Suites and Villas Gili Air (Lombok) - Dia #1

Artículo siguiente

La inspección del ingeniero alemán.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *