(Foto: Lucy Nieto)

(Foto: Lucy Nieto)

Después de disfrutar las aventuras de la mexicana Teresa Mendoza (protagonista de la novela y serie de televisión La Reina del Sur) y de algún que otro fragmento de la serie mexicana Revelde (visto más por accidente que con intención) he llegado a la conclusión de que me gusta México. No he estado allí nunca, pero sus expresiones y palabras me resultan muy interesantes. Tengo en allí un contacto que he aprovechado para avasallarle a preguntas y le he sacado unas cuantas expresiones de las que usan en el día a día. Muchas te pueden sonar aunque los matices con las que las usan, no dejan de sorprenderme:

No mames pendejo, ayer en el concierto de Britney Spears hacia un frío de la chingada, pero estuvo chido, la vieja se la rifó, hizo playback pero se veía bien buena, al regresar me dolió un chingo la garganta de tanto gritar,  como llegue bien tarde mi mamá me dio una madriza  que me fue de la chingada.

Pendejo: quizá sea la más conocida, aunque lo más interesante es su uso contextual. Significa tonto o estúpido, y a partir de ahí, vía libre para derivarla. Estás bien apendejado por la cerveza (atontado o borracho), andar pendejeando…

Wey: Inicialmente, se usa antes de una palabra ofensiva, aunque hoy en día los más jóvenes lo usan para referirse a los amigos, a la gente. ¿Qué onda way? ¿Wey viste el partido? ¿Cómo estás wey? Sería el tío o tipo de aquí. También se puede usar para referirse a cualquier cosa: está bien wey el profesor (está como tonto el profesor). Es la palabra comodín número uno.

No mames: Es algo así como No inventes. No sobrepases un límite, o símplemente que no estás de acuerdo con algo. O también se usa para indicar que algo estuvo muy bueno, que te sorprendió algo ¡no mames! sería algo como ¡genial!  Sorpresa en general. No mames estuvo chingón el concierto. No mames wey ¿como crees?

Chingón: se utiliza para indicar algo bueno, agradable, que te ha gustado. Aunque aquí nos suene a otra cosa, nada de eso. También Un chingo es tambíen mucho. Me dolió un chingo la garganta..

Chido: es algo bueno, bonito, chingón. Chidarse algo es arreglárselo, ponérselo bonito. Así que en México puedes ir a la peluquería a chidarte el pelo .

Chingada: algo malo, algo que salió mal o está mal. ¡Me fué de la chingada en el examen de mate! Me siento de la chingada me siento bien enfermo.

Chingada: además de lo anterior, también significa algo parecido a nuestro tan usado y sobrevalorado ¡joder! (chingá) ¡¡¡Ah chingá!!! ¿cuando dije eso? ¡No me andes chingando!

Madriza: lo que aquí conocemos como una somantapalos.  Lo que tiene gracia es que la palabra en cuestión coja la referencia a la madre, porque es ella quien te la da…

Escamar: asustarse o temer algo. Tan familiar que nos suena a nosotros, resulta ser una palabra de barrio muy bajo y poco usada. Su uso ya te clasifica directamente entre la población de más bajo estrato social.

Rifarse algo: trabajárselo, esforzarse. La vieja se la rifó. La señora se lo trabajó, se esforzó.

Chafo: es algo de baja o poca calidad o pirata.

Fregada: es una mala jugada, igual que chingada, pero en formal. Lo usan más las personas más mayores. Como me dicen, gentes que son ya padres o madres de familia. ¿Será qe no se puede usar sin tener hijos?

Güero: es alguien de piel blanca o de pelo rubio.

Onda: es nuestro también sobrevalorado rollo, o buen rollo¿Qué onda wey? ¡que buena onda! 

Albures mexicanos: palabras o frases con doble sentido. Para ilustrarlo, lo mejor es este vídeo. Ya te puedes imaginar sobre qué van la mayoría de los doble sentidos de la conversación. Si te duele la cabeza y te responden pues chupa limón … mejor no preguntes.

Imagen de previsualización de YouTube

Pinche: adjetivo-comodín para definir todo lo bueno o malo. Algo pinche puede ser algo bonito, algo feo, algo interesante, algo nuevo, algo raro, algo deseado… Comodín número tres.

La hueva: es la pereza. ¡Que hueva wey! ¡Qué pereza tío!

Estar enculadísimo: es estar enamorado hasta las trancas, en tono fresa. El tono fresa es un concepto difícil de explicar. La chica rubia del vídeo habla en tono fresa, según mi contacto:

Imagen de previsualización de YouTube

Pinche naco: es una persona vulgar. Un tipo sin interés.

Mil ocho mil: muchísimo. ¡Me ha gustado mil ocho mil!

Mamón: se refiere a alguien prepotente.

Ogete: es ser alguien de muy mala onda. Serías un ogete si le clavas una patada a un perro. Alguien que hace cosas malas.

 

y así otras muchas más… ¿Conoces algunas?

 

 

 

Gasolinera en Mongolia (granadablogs.com)
Artículo anterior

Mi próximo viaje de 30 días: Transmongoliano

Artículo siguiente

Próxima parada: Curso de fotografía en Marruecos

4 comentarios

  1. 3 mayo, 2012 a 15:38 — Responder

    Aahhh, por eso me dicen “cuanto más viejo, mas pendejo chico”…..ahora lo entiendo.
    El próximo diccionario que postees debería ser el cubano….que también tiene tela.
    Gran post.
    Saludos

  2. Myri
    6 diciembre, 2012 a 6:28 — Responder

    Corrección:
    Es chafa no chafo y chidarte o chidarse no existe, solo es chido o chida, “me quedo bien chido el corte de cabello”, “esa vieja es bien chida”

    Salu2!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *