Si durante todo mi viaje por venezuela, no tuve mayor problema, ni por sus gentes ni por sus autoridades, fue el último día cuando me encontré con algo que no tenía previsto.

 

 

 

 

 

 

 

 

El Aeropuerto de Maiquetia Simón Bolívar.

El Aeropuerto de Maiquetia Simón Bolívar.

 

 

 

 

 

 

 

Mi vuelo a Barcelona salía a las 15h y me había ido al aeropuerto sobre las 9:30h por eso de ir con tiempo y estar tranquilo. Nada más lejos de la realidad. A eso de las 10h abrieron el mostrador de Alitalia para empezar a facturar. Cuando me decido  ir hacia la cola con mi maleta verde pistacho (discreta), se me acerca un armario de policía luciendo un gran brazalete que rezaba policía antidroga. Bueno sabía que era una posibilidad que estuvieran controlando y que hacían interrogatorios aleatorios, pero no lo que me esperaba de ahí en adelante.

¿Viaja solo? – le respondo con un cierto temblor de piernas mientras intento mantener la calma.

¿A qué ha venido al país? ¿Dónde ha estado? ¿Cónoce a alguién? ¿Dónde se ha hospedado? ¿En qué hotel? ¿En qué calle estaba la casa? ¿Y de qué conoce a sus amigos?  ¿Ha dejado sola en algun momento su maleta? ¿Con qué compañía vuela?... y claro cómo le explico yo  a aquel tipo que me había alojado haciendo couchsurfing, que en realidad conocía de poco o nada a las personas que me habían hospedado, que había dejado la maleta sola en Caracas mientras viajaba  por todo el país, y bueno… imagínate. Y voy y le contesto:

Vuelo con Alitalia (de ahí que estuviera en la cola de Alitalia), he estado haciendo turismo, por el Parque Nacional Morrocoy, Choroní, luego estuve por Canaima y Salto Ángel… Sí aquí en Caracas, he estado en casa de unos amigos, que hace tiempo que conozco (le dije que incluso habían estado en Barcelona visitándome), además también por ahí en posadas… ¿la maleta? sí siempre ha estado conmigo…claro…

Acompáñeme.– me dice el guardia. – Ya la hemos liado – pienso.

Me llevaron a un escaner de cuerpo entero donde me escanearon mientras yo no dejaba de mirar mi maleta por eso de no perderla de vista. Me quedé sorprendido de que no me la abrieran. Luego me hicieron firmar con un bolígrafo en el libro de registro, aun cuando lo habitual es marcar la huella del dedo pulgar, y me dejaron marchar. Susto pasado.

Escanner corporal antidroga del aeropuerto Maiquetía, Caracas.

El susodicho escanner corporal. Luego descubrí que los habían instalado sólo unos días antes…

Son las 11:30h y ya hace rato que facturan, así que me voy hacia la cola. Antes de llegar, me asalta otro guardia (este mas chiquito) y me pregunta que si viajo solo, que si patatín, que si patatán… y que a dónde voy. Le respondo que voy a facturar a Alitalia (de ahí que estuviera en la cola de Alitalia, era obvio ¿no?) y además le cuento que su compañero, que observaba la escena desde la distancia, ya me había hecho el interrogatorio y me habían pasado por el escaner y que no le enseño el pulgar, porque he firmado en el libro de registro con un bolígrado.

Me deja continuar hacia la cola y en ese momento decido empaquetar la maleta en plástico, porque yo ya no me fío de nadie. Me habían contado que en ocasiones la policía corrupta introduce dogra en algún equipaje para así hacer detenciones y cobrar las primas establecidas. Ahí queda eso. Me quedaban 250 Bsf y todavía tengo que pagar la tasa de salida, y eso sólo se paga en metálico, pero yo no me arriesgo y empaqueto la maleta, luego ya vería cómo pagar la tasa.

Acabo de hacerlo y me pongo en la cola de Alitalia y el guardia (el primero, el grandote) se me acerca de nuevo y me pregunta: ¿con qué compañía vuela? (cara de sorpresa, porque ya se lo había contado) – Alitalia -le respondo, – Por eso estoy en la cola de Alitalia (mi tono irónico empezaba a ser evidente). Y se fue. Aprovecho para firmar toda mi maleta ya plastificada con un providencial rotulador permanente que la señora de delante tiene. Yo ya no me fiaba ni de mi sombra. Habían logrado ponerme nervioso…

Por fin logro facturar (sin más), y me voy a pagar la tasa de salida que por suerte ya estaba incluía en el billete y sólo tenía que pagar una pequeña tasa de aeropuerto Me sobran 20 Bsf. Entro en el control de metales con el convencimiendo de que ya había pasado lo peor. Pues no.

En la primera máquina de rayos X, hay que pasar sólo lo que lleves en las manos (bolso, equipaje de mano y eso, pero nada de vaciar bolsillos). Por supuesto, el policía se quiso sumar al festival del interrogatorio. Pero además, en este punto, añadió las pegas oportunas a la supuesta invalidez de mi pasaporte, porque estaba mojado (de la tormenta tropical en Mochima). Le expliqué lo que había sucedido y haciendo referencia a interrogatorios anteriores, le aclaré, antes de que me preguntara, que no le podía enseñar el pulgar manchado de tinta, porque había firmado en el escaner con un bolígrafo. Me dejó pasar al segundo arco de metales y máquina de rayos X.

En este segundo arco, pasas por rayos X lo que lleves en los bolsillos, pero el equipaje de mano lo llevas encima. No entendía nada. La situación era absurda. ¿Adivinas qué pasó a continuación? pues sí, interrogatorio de turno. Ya lo tenía por la mano y mis respuestas eran cada vez más fluidadas, a las que iba añadiendo comentarios y detalles del viaje del rollo ¡Qué bonito Morrocoy!, ¡me ha encantado Los Roques! o ¡qué bueno el pargo que hacen en la playa de Chuao! Antes de que me preguntara, le conté el porqué de que mi pasaporte estuviera mojado. Ahí añadí la historia de la barca cargada de gente hasta los topes mientras llovía torrencialemente… La historieta me iba quedando cada vez más y más dramática…

Finalmente  me dejó pasar al control de inmigración o visados (o lo que fuera aquel enésimo control) donde me sometieron al correspondiente interrogatorio y me pusieron el sello de salida.  Eran las 14h pasadas y al ritmo que iba, empezaba a temer por la hora de embarque.

 

 

 

 

 

 

Ya casi en la puerta de embarque.

Haciendo cola para entrar en el avión.

 

 

 

 

 

 

Por suerte pasé hasta la puerta de embarque  creyendo que ya se había acabado todo. Quedaba menos de una hora para embarcar y mientras estaba en la sala, observé un ir i venir de policías antidroga interrogando y llevándose a gente de mi vuelo. No estaba dispuesto a pasar otra vez por lo mismo así que me fui a gastar los últimos bolívares a la cafetería escondido en una esquinita. Me faltó dinero para pagar y tuve que usar la tarjeta de crédito, con el consiguiente miedo a que me duplicaran  la tarjeta (deporte nacional en parte de Venezuela) y eso era ya lo último que me faltava. Pues no era lo último.

A la hora de embarcar, nos hacen poner en cola, cuando después de media hora de esperar de pie, nos separan en una cola de hombres y otra de mujeres. La cola de mujeres acaba embarcando directamente. Estaba claro. Si eres mujer y traficante, aunque viajes sola, lo tienes fácil oyes. ¿Por qué no me habría llevado mi peluca rubia y los tacones de aguja?

A los hombres nos empezaron  a cachear uno a uno y de arriba a abajo, y luego a registrar el equipaje de mano. Me lo veía venir, y ya agotado e indignado de aquella situación, llegó mi turno. El guardia, más grande todavía que el primero, echó mano de originalidad y me soltó: ¿Viaja solo?

Mecachis (por no transcribir otra cosa). Y me dice: esperese aquí. Señalando a otro pobre turista que había cometido el delito de viajar solo.

Ante mi asombro, y ciertamente indignado después de 5 interrogatorios y un escaneado, le suelto al policía:

¡No me espero aquí. Ya me habéis interrogado 5 veces, me habéis pasado por el escanner y me han registrado el equipaje dos veces! (esto último lo dije sí, pero de puros nervios aunque no fuera cierto).

A lo que el tipo me pide (cómo no) que le enseñe el dedo pulgar con el que había firmado en el libro.  A lo que le digo mirándole fíjamente a los ojos:

¡No he firmado con el pulgar. En el libro de registro del escaner se firma con un bolígrafo!

En ese punto ya me ví una temporadita más disfrutando del país, pero por otros motivos, mientras el guardia (que como he dicho era muy grandote) mantenía un silencio dramático que empezaba a durar demasiado. Con todo esto todos los pasajeros estaban pendientes del duelo de miradas. Finalmente el policia me dijo:

– ¡Pase! A lo que en lugar de callarme y pasar, se me ocurre decirle:  ¿Entro al avión o paso a tu compañero para que me registréis el equipaje de mano otra vez?

Gracias a Dios, me hizo pasar al avión sin más. Lo había logrado. Eran ya las 15:45h de la tarde, estaba destrozado literalmente. Por fin el maratón de casi 6 horas de interrogatorios, tensión y registros había terminado. Nunca me había costado tanto embarcar en un avión. Así que nada más aposentarme, me quedé dormido profundamente hasta que despegamos, con más de dos horas de retraso y me sentí feliz por fin, de volver a casa.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el tren de camino a casita...

En el tren de camino a casita con ganas de volver pronto a Venezuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si llegas ahora al final de este viaje, y te apetece leer todo mi recorrido por Venezuela desde el principio, puedes hacerlo aquí.


Artículo anterior

Dónde comer pintxos en Bilbao (4 y final)

Artículo siguiente

Preparando mi viaje a Tailandia: Itinerario.

40 comentarios

  1. 7 junio, 2011 a 23:13 — Responder

    Y eso le pasa incluso a los que somos venezolanos, te lo digo por experiencia propia….es una verguenza porque los comentarios que he escuchado ya estando en el avión son los mismos: que no apetece volver al país tras ese salida tan traumática por la que hay que pasar antes de abordar.

    • 8 junio, 2011 a 6:42 — Responder

      Pues sí, pero bueno, fue más el susto de no esperarme toda aquella movida que otra cosa. De todas formas, Venezuela tiene mucho para disfrutar y eso no me quitó las ganas de volver a visitarlo. Volvere! :D

  2. 8 junio, 2011 a 8:44 — Responder

    Está bien saber cómo va el tema del vuelo de vuelta desde Venezuela! pero no me quita las ganas de ir :)

    • 8 junio, 2011 a 9:56 — Responder

      sí sí toma nota de todo esto por si te encuentras en la misma situación, pero que no te quite las ganas de conocer un país sensacional como es Venezuela.

      Cuando te pongas a preparar el viaje avísame!!!

      Un abrazo

  3. […] 23 – Final de viaje. Salir de Venezuela: problemas con la policía antidroga. […]

  4. javier
    18 diciembre, 2011 a 22:59 — Responder

    Hola! Muy bueno todo tu relato de viaje en Venezuela. La verdad que con esta ultima parte y por el rechazo que me provocan las instituciones policiales (por las corruptelas y las ilegalidades) he decidido dejar para otra vez mi viaje a Venezuela de Enero. Además no entiendo bien lo que está pasando en Los Roques con lo de la nacionalizacion (aclarando que no soy rico ni nada de eso!). Pero voya buscar un destino que tenga lugares tan hermosos como Venezuela pero más tranquilidad en las politicas internas Saludos y gracias!
    Javier de Uruguay

    • 19 diciembre, 2011 a 17:14 — Responder

      Hola Javier,

      gracias por tu feedback y por leerte mis historias. Me alegro mucho de que te gustaran. No dejes que un último capítulo te nuble todo un viaje. Sólo fueron unas horas (eternas, sí) y 30 días completos de disfrute contínuo. No te desanimes a conocer ese fantástico país!

      un saludo!

  5. gringo español
    7 abril, 2012 a 6:34 — Responder

    puta guardia nacional antidroga
    me humillaron con scanner corporal 3 cacheos de malas forma y apertura de maletas
    registrando hasta.los calzonzillos sucios…
    el.proximo mes debo volver por trabsjo y sabeis que haré ? pues me cagaré en unos calzonzillos.y cuando revisen la maleta se van encontrar una peste.y una pedazo de mierda que ojalá la toquen con sys asquerosas manos de venezolanos corruptos
    entonces me descojonaré internamente y les diré que me cagué literalmente y los guarde para lavarlis en españa
    desde q nuestro rey le dijo al puto chavez el…
    PORQUE NO TE CALLAS. a los españoles solo hacen que jodernos en el aeropuerto
    gracias y espero q lo lesn los antidrogas de Simon bolivar

    • 7 abril, 2012 a 19:42 — Responder

      Hola gringo,

      sólo te puedo decir que con esta gente, mejor no arriesgarte. Si quieren te pueden fastidiar y bien fastidiado. Mejor asumirlo dentro de unos límites y salir de allí pasando desapercibido.

      un saludo.

  6. Jaime
    8 abril, 2012 a 11:19 — Responder

    Bueno, en mi caso, además de todos esos interrogatorios, tiraron mi mochila a los perros para ver si encontraban drogas. Eso ya fue surrealista.

    En cualquier caso, el viaje mereció la pena, ¡y mucho!

    • 8 abril, 2012 a 18:49 — Responder

      Hola Jaime,

      a mí lo de los perros me faltó y creí que sería lo primero que harían pero no vi por allí ningún control canino…
      Sí aparte de el incidente del aeropuerto, el viaje es muy recomendable.

      Gracias por dejarme tu comentario.

      Un saludo.

  7. Jose Victor
    8 abril, 2012 a 16:12 — Responder

    Hola amigo (no se su nombre)

    Muchas veces los tragos amargos que se pasan en el aeropuerto de Maiquetia y en cualquier aeropuerto del mundo es por desconocimiento y nerviosismo del pasajero. Yo le digo algo, he viajado no menos de 15 veces a Venezuela por ese aeropuerto y nunca he tenido problema porque hay que ser claro, preciso y no ser tan paranoico. Siempre a los que requisan e interrogan con a esos que se ponen nerviosos porque obvio la guardia aunque corrupta está entrenada para pensar que cualquier persona carga droga y si se pone nerviosa es por algo.

    En el aeropuerto de tu pais, aunque no son igual de corruptos tambien le hacen pasar tragos amargos a muchos latinoamericanos que viajan, e incluso me atreveria a decir que son peores que cualquier guardia civil latinoamericana en cuanto a su trato, desconfianza y maltrato al pasajero.

    • 8 abril, 2012 a 18:52 — Responder

      Hola Jose Victor,

      estoy totalmente de acuerdo contigo, la mayoría de las veces es por puros nervios que por otra cosa. Además, está claro que se revisa y hace pasar más controles si eres extranjero, en Venezuela, en España y donde quieras. Creo que pocos se libran de un cierto “maltrato” al pasajero. Lo mejor es colaborar y no tener nada que ocultar.

      Un saludo!

      PD (me llamo José David)

  8. juan
    14 mayo, 2012 a 10:21 — Responder

    Hola,eso no es nada mi Mujer es Venezolana y va todos los años para alla y lo pasa fatal por los controles .Si vas de legal no tienes nada que temer.Saludos

    • 18 mayo, 2012 a 19:53 — Responder

      Hola Juan,

      sí la verdad es que si vas de legal no hay nada que temer. Símplemente fue que no me lo esperaba y me sorprendió lo cansado de todo el procedimiento de repetir una y otra vez el interrogatorio y demás… Sabiéndolo, sin problemas.

      Un saludo!

  9. Nuria
    12 julio, 2012 a 18:48 — Responder

    Vaya vaya! Que estrés, como para ir con dos horas de antelación solo. Creo que son un poco exagerados, no sé, tanto control era necesario? no puedes mirar la maleta, scanner y cacheo y p´alante? q sin vivir de horas por dios!
    Aún no tengo estee viaje en mis destinos, te he encontrado x casualidad buscando cosas de Tailandia. Espero que allí sea algo más relajado.

    un saludo

    • 13 julio, 2012 a 16:41 — Responder

      Hola Nuria,

      lo de Venezuela es especial, sí… pero funcionan de esta forma así que ármate de paciencia si vas… Tailandia nada que ver.

      un saludo

  10. angelxa
    11 octubre, 2012 a 3:43 — Responder

    hola estaba buscando tips para viajar a Tailandia y me tope con tu blog, me he reído un montón con todas tus anécdotas del viaje a mi país Venezuela, y mas con los comentarios que te escriben los simpatizantes de chavez que se sienten ofendidos cuando das tu opinión de la realidad en la que vivimos los venezolanos, es verdad lo que dices hay poca cultura ecológica el servicio a veces no es el mas apropiado y te lo digo yo que soy graduada en hotelería y servicio a la hospitalidad y se de a lo que te refieres, viví en lecherías (puerto la cruz) y trabajaba en el centro en un hotel muy lindo pero tenia que pasar todo el paseo colon que años atrás era un sitio muy turístico pero ahora es super peligroso. Me encanta que hayas conocido los roques y canaima realmente son paraísos, pero te falto ir a mi ciudad Mérida me imagino que por tu corto tiempo hubiera sido difícil ya que es lejos de Caracas unas 14 horas y hasta mas en los buses congelador pero vale la pena, es bellísima es una ciudad estudiantil, mas tranquila acogedora, segura y colonial, antes tenia un teleférico el más alto del mundo pero chavez lo esta construyendo de nuevo y bueno vamos a ver cuanto tardan en que vuelva a ser una realidad. Te invito a que vuelvas a venir la segunda vez sera mejor.. Mucha suerte y que sigas viajando mucho. Saludos y lo de los venezolanos dramáticos estuvo buenísimo jajaja es verdad lo somos..

    • 18 octubre, 2012 a 9:33 — Responder

      Hola Angelxa, muchas gracias por tu comentario. Cuánto tiene que recorrer Venezuela para recuperar todo lo que ha perdido durante estos años. Estoy seguro que ese día llegará y volverá a ser un país mucho más seguro y próspero. Un saludo!

  11. Hesay
    31 octubre, 2012 a 1:59 — Responder

    Me gusto bastante tu blog, y las historias que relataste, como todo, tenemos nuestros pros y nuestros contras, es una lástima que los venezolanos no cuidemos lo nuestro, nunca nos han inculcado eso. Excelente que hayas disfrutado de las maravillas de mi país, me haz animado a recorrerlo, y después me dispongo a Sudamérica. Saludos.

  12. Carolina
    27 noviembre, 2012 a 3:42 — Responder

    Que bonito te expresas de nuestro pais a pesar de los tragos amargos que pasaste! Es buenísimo que tengas esa filosofia de vida…Buena vibra para ti! Me encanta tu blog!

    • 27 noviembre, 2012 a 15:38 — Responder

      Carolina, gracias por leerme y me alegro te guste. Un saludo!

  13. marisabel-Chavista
    5 enero, 2013 a 17:21 — Responder

    Me encantó que te impresionaras con las bellezas de mi pais Venezuela,la joya escondida del Caribe, sus playas, canaima, etc. Te faltó subir al teleférico hasta el Avila y comtemplar a Caracas desde esa altura, otro espectáculo, te faltó visitar los llanos centrales y cargar una Anaconda dentro de tantas aventuras que se pueden experimentar aquí. Pero, me desagrada tus expresiones políticas en contra de mi presidente Hugo Rafaek Chávez Frías que a la vez arrastran comentarios groseros. Mi presi, gánó las elecciones por tercera vez en foma democrátiva porque la mayoría del pueblo venezolano lo ama. Cuando emites un comentario político que ofende a mi Presi (dentro de la descripción de tu viaje por Venezuela), estás ofendiendo a la mayoría del pueblo que lo reelige. Te sugiero te abstengas de expresarte políticamente en un Blog que aparentemente tiene un objetivo turístico. Saludos

    • 15 enero, 2013 a 17:05 — Responder

      ola Marisabel-Chavista, tomo nota y gracias por tu comentario y aportaciones. Un saludo!

    • Janisse
      13 junio, 2014 a 11:55 — Responder

      Jajajaja en un blog personal se puede hablar de lo que le dé a uno la gana, politica,sociedad, sexo.. qué coño es eso de abstenerse a comentar??!!
      ay…..la gente que le teme a la libertad de expresión por algo será…..

  14. Martin Barrios
    20 enero, 2013 a 17:01 — Responder

    Amigo me lei toda tu historia por mi querido pais Venezuela, me parecio muy amena y divertida la forma de narrar todas tus vivencias, pero desapruebo el tinte politico que le has agregado, Hugo Chavez representa el cambio que todos estabamos esperando en venezuela y muchas de las cosas que viste mal en tu viaje son producto de esa herencia dejada durante cuatro decadas por los gobiernos neoliberales que destrozaron venezuela, la historia asi lo demuestra, te invito a que investigues un poco de la venezuela de esos dias y en que momento se produjo el estallido de la violencia en venezuela y la proliferacion de todas esas miserias humanas que aquejan la patria grande, la patria de Bolivar!!, saludos y te esperamos pronto nuevamente por Venezuela y recuerda respetuosamente:

    La objetividad es la cualidad perteneciente o relativa al objeto en sí mismo, con independencia de la propia manera de pensar o de sentir, o de las condiciones de observación que pueda tener cualquier sujeto que lo observe o considere. Es tanto un concepto metafísico como epistemológico. Se refiere a la relación de la consciencia y la existencia. Metafísicamente, es el reconocimiento del hecho de que la realidad existe independiente de la consciencia de quien percibe. Epistemológicamente, es el reconocimiento del hecho de que la consciencia del perceptor tiene que adquirir conocimiento de la realidad a través de ciertos medios (la razón), de acuerdo con ciertas reglas (la lógica).

    Un Gran Abrazo!!

    • 21 enero, 2013 a 10:24 — Responder

      Estoy impresionado Martin! gracias por tu reflexión, tomo nota para otras ocasiones. Un abrazo!

    • Juan
      26 enero, 2015 a 5:01 — Responder

      Que sorete, este chavista hijo de puta, te estan cagando y encima tienes que agradecer….No la puta madre, le tienen lavado el cerebro a estos chorros de mierda

  15. nina
    12 marzo, 2013 a 10:07 — Responder

    Hay dios mio..yo soy Venezolana ..pero has podido creer que eso mismo me paso alla cuando iva a portugal ..un interrogatorio que yo me asuste casi a final pero ni entendia ..para que era yo soy muy despistada ..y me paso que soy venezolana ..!! me saco de la cola “” un hombre flaco sin uniforme de militar “” ..con cara de maniaco ..y me llevo a la pare ..yo inocente contestaba..pero yo pensaba en mi sera que aun algun problema que salga del pais? pensaran que no voy a regresar ..por el cuento de fuga de talento..jeje !! pero despues de preguntarme de donde saque el dinero ..el cual le dije no tenia nada porque no me dio tiempo para conseguir euros que toto estaba en mi targeta ..que tenia mi propio labotatorio y que yo regresaba otra vez ..porque yo pagaba el “SENIA que es de impuesto ” ..y todo mi denro estab en mi targeta de credito…total volvio hacer mas preguntas y me puse nerviosa y en alerta ..y puse una cara me puse brava?? le dijje ¿¿ pero que pasaaaaaaaaa?? ah?? y el hombre se sonrio y me dijo ir !! y puff!! ah?? ya ami me habiran rebisado las dos maletas ..y como habia tanto control los guardia miraron abierta las maletas procedi a embolbera en plastico por si me hechaba droga..poss..me voy contenta hacer una cola ..y viene un guardia y me habre una la maleta plasticada ..y yooooooooooo me voy aque el guardia que esta del otro lado..y le dije ustedes me revisaron las 2 malestas como es que este hombre me la esta abriendo otras vez ..y forme mi liooooooo y no me abrieron la segunda porque fue el guardia conmigo porque lo fui a buscar y me dejaron tranquilas ..hasta que en la cola para entrar al avion me espera el loco mariaco militar sin uniforme …mmmm ya entiendo ..porque hicieron eso..cree o buscan mulas de droga..!! o algo asi…bueno ya se para no asustarme la proxima vez..!!

    • 20 marzo, 2013 a 9:33 — Responder

      Hola Nina, me encantan esos comentarios super largos que me dejáis… La experiencia del aeropuerto fue única y no sé si me gustaría volver a vivirla :-P

  16. 13 octubre, 2013 a 4:12 — Responder

    Hola JD por casualidad cai en esta pagina y me hiciste reir mucho con ese apasionado relato de tu salida del pais,debo decir que como venezolano siento verguenza de la guardia nacional y de todo tipo de autoridad,pues estan totalmente corrompidas,es lamentable que un pais tan hermoso sea juzgado en el exterior por tener un gobierno de hampones y bribones,por otro lado debo admitir que en Europa al ingresar y ver que uno es venezolano de inmediato eres un sospechoso inminente,aunque no se ven los abusos que hay aqui,desde que implementaron el control de cambio y toda esa mierda se presta para cualquier trampa, es como tu dices es mejor pasar desapercibido hacerse el pendejo con esos tipos por que si te quieren joder como sea lo hacen, este ano cuando volvi de USA me decomisaron algunas cosas que habia comprado alla, y por haber comprado 2 pares de zapatos me interrogaron que por que habia comprado zapatos que si estaba revendiendo que si soy un comerciante especulador que si era un agente de la cia todo un drama por unos zapatos,y hay veces que si traes equipos electronicos te los decomisan y tienes que pagar y con suerte te lo devuelven, en fin como venezolano quiero disculparme por tu mala experiencia con esos hampones, me da tristeza ver lo mal que estamos, sin embargo es un pais hermoso con muchas cosas bellas apasionantes y biodiversidad unicas, espereo que pronto las cosas cambien para bien y cuando este gobierno maldito caiga tu y muchos mas puedan venir a disfrutar y visitar Venezuela sin tanta paranoia,gracias por dedicar varios articulos acerca de tus experiencias no te desanimes en volver a venir hay que tomar algunas precauciones y estar activos en la pista como decimos aqui, un saludo

  17. Lili
    19 diciembre, 2013 a 9:33 — Responder

    Siempre ha sido así el aeropuerto ya q es un aeropuerto que tiene muchas escalas de todo el mundo y por consiguiente tienen sus controles anti drogas me parece perfecto. Y no hay que ponerse nervioso si no has hecho nada

  18. Luisa
    9 abril, 2014 a 2:05 — Responder

    Hola, soy de Venezuela, leí tu bitácora de viaje y me encanto, describes todo tal cual, sabemos que son así las cosas aquí jaja Me Alegra que te haya gustado y que hayas disfrutado en nuestro país (A pesar de las cosas absurdas y medio caóticas, así somos jaja) Un abrazo. Espero que tengas muchos viajes más y que recuerdes a Venezuela con cariño.

    • 11 abril, 2014 a 8:18 — Responder

      Gracias Luisa,
      Venezuela supuso un antes y un después en mis viajes. Gran país y muy buena gente en él. Volveré sin duda. Un saludo!

  19. Anggi
    16 abril, 2014 a 7:34 — Responder

    Oh gracias por contarnos tu aventura por Venezuela, a si tomo nota ya que en agosto voy a ir y me gustaría visitar Los Roques ;-) Un saludo.

  20. Marcos
    30 julio, 2014 a 15:51 — Responder

    Por esas casualidades di con tu blog y leí acerca de tu experiencia en Maiquetía!!! Mi pareja y yo fuimos a pasar unas vacaciones allá y estuvimos la mayor parte del tiempo en Margarita y Los Roques. Lugares inolvidables, gente de lo mejor, nos hicimos amigos de una señora y sus hijos quienes vendían comidas y bebidas en la playa. Pero llegó el día de regresar a Buenos Aires!!! Jamás había pasado por ese tipo de control. Desde los 15 años tengo la suerte de viajar a NY porque allí vive parte de mi familia y nunca me revisaron nada y las únicas preguntas que me hicieron fueron: motivo del viaje, por cuánto tiempo y dónde se queda y listo. Adelante, bienvenido. Pero esta vez fue distinto. Nos sacaron de la fila. Nos llevaron sin decir nada al scanner, luego a un cuarto contiguo donde volcaron todas las cosas que teníamos en la maleta. Derramaron shampoo, bronceador, y hasta revisaron los preservativos!!! Confieso que tuve mucho miedo porque yo quería hablar y uno de ellos me dijo: Sr. permanezca en silencio!!! Terminado el procedimiento nos dejaron volver a la cola y luego embarcamos. Estando dentro del avión, el personal anti droga ingresa y hace salir a varios pasajeros, casi todos éramos argentinos y algunos brasileros. La salida se demoró bastante pero bueno, esa experiencia no opacó en absoluto todo lo vivido en esos hermosos lugares. Aprendí mucho de los venezolanos, sobre todo de los más humildes!! Saludos.

    • 4 agosto, 2014 a 17:00 — Responder

      Gracias Marcos por tu comentario. Por suerte, la mala experiencia de la salida no eclipsa lo vivido con el pueblo venezolano. Un saludo!

  21. Francia
    16 abril, 2015 a 7:27 — Responder

    Estoy en España y soy de Venezuela no savia estas cosas yo viajo a colombia y paso a venezuela pues me aterra todo esto que comentan soy venezolana pero es un orror .no me imagine lo que pasa y me voy a il a mi boda ya que pues los papeles no pudieron enviarmelo

  22. Luis
    24 enero, 2016 a 17:23 — Responder

    Gracias A Dios , estas en casa, yo vivo en Venezuela y con miedo imagínate tener ese susto TODOS LOS SANTOS DÍAS al salir para comprar lo que puedo conseguir de alimentos.

    Ya estoy tramitando mi visa por que mi esposa es extranjera y ya nos preparamos para el viaje al mundo normal y también con el mismo temor que el que pasaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *