Ayer tuve la oportunidad de asistir en el Celler de Gelida, a una cata a ciegas de vinos. Se trataba de la presentación de la  ruta de Vueling desde Barcelona a la ciudad francesa de Burdeos (Bordeaux en lengua gala).

Viñedos de la Gironde donde se produce el vino Burdeos.

Viñedos de la Gironde donde se produce el vino Burdeos.

En este evento, la especialista en vinos y sumilier Meritxell Falgueras (@winesandthecity en twitter), intentó instruirnos sobre el arte de la degustación del vino.

Recibiendo explicaciones de la especialista... No se imaginaba el resultado.

Recibiendo explicaciones de la especialista... No se imaginaba el resultado.

Para ello, Meritxell nos introdujo en la tradición y cultura vinícola de la región de la Gironde. Los tipos de cultivo, sus tierras, las variedades de uva, sus caracteísticas… Hay que decir que la pobre se esforzó en que nuestros desentrenados paladares llegaran a distinguir un vino Burdeos de otros de origen nacional como el Penedès o Pla de Segre.

Sirviendo las copas para la cata a ciegas.

Sirviendo las copas para la cata a ciegas.

La intención era buena, pero como era de esperar, la cata a ciegas no dio el resultado esperado. Nadie acertó cual era el  Burdeos de entre los tres que catamos. De todas formas la experiencia fue interesante y aprendimos muchas cosas sobre los matices que definen una u otra denominación de origen. Es si duda un mundo extenso y apasionante para los que nos gusta el buen vino.

Descubriendo los matices en los colores, la lágrima, su graduación...

Descubriendo los matices en los colores, la lágrima, su graduación...

Me quedo con la frase de la ponente respecto a que cuando te tomas un vino con los amigos, lo que tienes que hacer, es disfrutarlo, y no catarlo.

La copa con Burdeos resultó ser la primera.

La copa con Burdeos resultó ser la primera.

Visto el resultado de la cata, tendré que ir a conocer de cerca Burdeos y sumergirme en el cultivo y producción de esos vinos tan especiales. Ahí queda apuntado.

Artículo anterior

Restaurante Murmuri, cortesía del chef

Artículo siguiente

Udon Noodles - Comiendo como las gallinas (Barcelona-Illa Diagonal)

4 comentarios

  1. 25 junio, 2011 a 16:14 — Responder

    Me quedo con lo de la cata a ciegas… :) e invito a los amantes del buen vino a descubrir, in situ, las bodegas, los vinyedos y la tierra de Burdeos.

    • 26 junio, 2011 a 11:37 — Responder

      Ana pues si la verdad es que tiene que ser una experiencia muy interesante!

  2. Martina
    26 junio, 2011 a 8:53 — Responder

    Para preparar la visita de bodegas y todo lo necesario para una agradable estancia en Burdeos podéis visitar http://www.findenaquitania.es

    • 26 junio, 2011 a 11:38 — Responder

      Gracias Martina tomo nota para cuando prepare una escapadita a esas tierras afortunadas.

Responder a Ana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *